in ,

Las tierras agrícolas en Cuba están paradas y su producción decae, según informe

Loading...

En Cuba las tierras dedicadas a la cultivo permanecen detenidas para que la tierra se regenere, pero ha sido por casi una década después de que el régimen se comprometiera a cultivarla, la producción decae, según un informe gubernamental que ha citado la agencia Reuters.

El informe lo dio a conocer la Oficina Nacional de Estadísticas (ONEI), el pasado fin de semana, señalando que en 2016, con respecto al año anterior, solo hubo una leve mejora en la materia.

El régimen controla el 80 por ciento de las tierras y estas son alquiladas, en su mayoría, a agricultores y cooperativas para su producción. El resto, gran minoría, es propiedad de agricultores, familias y cooperativas.

Loading...

El informe indica que solo 2.7 millones de hectáreas (6.7 millones de acres) de los 6.2 millones de hectáreas disponibles están cultivadas, a pesar que existe el arrendamiento de pequeñas parcelas de tierra a unos 200 mil agricultores, eso en la última década. Pero según Reuters, el “Gobierno” cubano a menudo culpa el pobre uso de las tierras y la baja producción al mal tiempo climatológico, a la falta de mano de obra y de capital, mientras que críticos señalan que el fenómeno se debe a que hace falta la propiedad privada y a la inversión extranjera, a la infraestructura y a la burocracia al estilo “soviético”.

Raúl Castro dio inicio al arrendamiento de tierras, descentralizó la toma de decisiones e introdujo mecanismos de mercado en el sector. Pero el Estado retrocedió en varias de estas reformas, entre otras cosas por medidas como la fijación de precios y el control de la mayor parte de la distribución.

Loading...

De los alimentos que Cuba consume importa más del 60% a un costo cercano a 2.000 millones de dólares por año, primariamente cereales y granos a granel, como lo son el arroz, maíz, soja y frijoles, pero también leche en polvo y pollo.

En 2016, sólo desde los Estados Unidos, ingresaron 232 millones de dólares de las importaciones, bajo una excepción al embargo comercial que permite las ventas agrícolas en efectivo.

Durante los últimos años, el régimen ha invertido millones de dólares en maíz, arroz, frijoles, carne y producción de leche con la fe de reducir las importaciones, pero estos esfuerzos han tenido poco éxito.

Con relación al arroz, la producción en 2016 fue de 514 mil toneladas, un aumento de más del 20% en comparación a 2015. Pero las cifras solo representan un tercio del consumo de Cuba, apenas sobrepasó las 436 mil toneladas reportadas en 2008 y fue menos de las 642 mil producidas hace cinco años.

Los frijoles pesaron 137 mil toneladas, aumentando 15% con relación al año anterior; el maíz, llegó a 404 mil toneladas en 106, subiendo un 10% de cara a la producción de 2015.

El cerdo y el vacuno se posicionaron en aumento también, pero la leche, el pollo y los huevos quedaron estancados, según la ONEI. El café y los cítricos hasta llegar al tabaco y la caña de azúcar, no han sostenido un aumento significativo, siendo en disminución en algunos casos.

Redacción Cubanos Por el Mundo / Con información de Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rodiles afirma que el final del régimen castrista está cerca Castro / Foto: Cortesía

Cuba con Raúl: sin cambios ni transición

Artistas cubanos y estadounidenses actuarán en ópera