in

Otro escándalo para United: dejó sin asiento al hijo de una pasajera pese a que pagó $1,000

Una maestra de Hawaii que volaba de Houston a Boston con su hijo de 2 años denunció que la aerolínea la obligó a llevarlo cargado en un trayecto que duró casi cuatro horas, aunque había pagado cerca de US$1.000 por su boleto.

Otro escándalo para United: dejó sin asiento al hijo de una pasajera pese a que pagó $1,000
Otro escándalo para United: dejó sin asiento al hijo de una pasajera pese a que pagó $1,000

Una vez más la Aerolínea United se ve obligada a pedir disculpas a un pasajero, por la acciones de su personal. Una maestra de Hawaii que volaba de Houston a Boston denunció que la obligaron a llevar a su hijo de 27 meses sentado sobre sus piernas en un trayecto de casi cuatro horas, a pesar de haberle comprado un boleto.

Shirley Yamauchi asegura que compró los tiquetes aéreos para este viaje con tres meses de anticipación y que pagó casi US$1.000 por el asiento para su hijo, quien es mayor de 2 años y por ley debe ocupar su propio puesto.

“Ofrecimos nuestras disculpas a la señorita Yamauchi y a su hijo por esta experiencia. Le estamos reembolsando el valor de los boletos y le ofrecimos una compensación como un gesto de buena voluntad”, dijo a Univision Noticias Jonathan Guerin, de la oficina de prensa de United. “Estamos trabajando con nuestros empleados para evitar que algo similar se repita”, agregó.

La maestra relató que el pasado 29 de junio había volado junto con su hijo de Hawaii a Houston, un trayecto que duró siete horas. Luego tuvieron que esperar cinco horas en el aeropuerto Intercontinental George Bush de Houston para tomar el vuelo de conexión a Boston. La madre y el niño abordaron el avión y los empleados de la aerolínea procesaron los tiquetes sin ningún contratiempo, según un artículo de Chron.com, el sitio de noticias del diario Houston Chronicle.

Yamauchi y su hijo se sentaron en las sillas asignadas y al poco tiempo un asistente de vuelo vino para preguntar si ella era la madre del menor. Luego de contestarle que sí, el empleado se retiró. Más tarde, otro pasajero llegó con su tiquete en mano a reclamar el asiento donde estaba el niño.

«Le expliqué al asistente de vuelo la situación, pero levantó los hombros y me dijo que el vuelo estaba lleno y se retiró», dijo Yamauchi a Chron.com. «Pagué US$969 por el boleto de mi hijo», agregó la maestra.

Por Univision.com

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escuadrón de buques de entrenamiento de la Marina japonesa llega a La Habana

Aquella historia entre Batista y Raúl Castro