in

Experto: “La agricultura en Cuba requiere sistemas más eficientes”

Loading...

Fernando Funes-Monzote, científico doctorado en Holanda, es un productor de éxito y agrega que “la agricultura cubana no necesita producir más alimentos”, ya que “el 50% de lo que hoy se cultiva se pierde antes de llegar al consumidor”, según declaró a la revista independiente El Toque.

Las cifras que este experto indica ya anteriormente habían sido reveladas, ya que una ONG de ayuda al desarrollo reveló número similares, pero Fernando la maneja con facilidad y asegura que puede aportar más.

“El dato lo obtuve a partir de una investigación, basada en cálculos que integraban varios municipios del país. Mucho de lo que se produce se queda en el campo por no tener un sistema de acopio eficiente, además de las fallas en la contratación y la ausencia de mecanismos de almacenamiento efectivos”.

Fernando además agrega que la “transportación es caótica” y que en su mayoría no se vela por la integridad del mismo producto. “Cuando llega al consumir, ha perdido calidad y la cosecha en general ha sufrido gran merma”.

Loading...

Reconoce que el tener una mejor tecnología y recursos necesarios para mejorar los sistemas de cultivo sería más sustentable, eficiente y productivo, pero “en nuestras actuales condiciones, si produces más, en proporción tendrás mayores pérdidas y gastos”.

El portal El Toque además recordó que los campesinos, actualmente, se quejan a diario por las toneladas de frutas que se pierden en los campos, cuando hay “pleno apogeo de la cosecha de mango”.

Loading...

La Finca Marta, dirigida por Funes-Monzote, y posiblemente uno de los últimos sitios que visitó el dictador Fidel Castro antes de su muerte, es un modelo de agricultura ecológica y autosustentable ubicada en Artemisa, con una extensión de ocho hectáreas.

Fernando no solo tiene ideas, sino que además las aplica y producen. Hoy día es el autor del negocio, que surte a decenas de restaurantes, desembolsa 10.000 pesos en impuestos mensuales, vende miel de abeja, polen y cera a la única comercializadora estatal del producto.

La finca tiene a 17 personas (6 mujeres y 11 hombres) trabajando en ella, todos bajo la tutela de Fernando, arando la tierra y las colmenas, cifra que tiende a crecer por la efectividad del trabajo realizado y la velocidad con la que progresa la finca.

“Al menos entre el 60 y 70% de lo que ganamos (apicultura, venta de hortalizas y agroturismo) se reinvierte en salario de los obreros. Por ejemplo: una empleada que trabaja de 7:30 am a 12 meridiano gana unos 2.000 pesos al mes. Y la tendencia es a seguir aumentando cada semestre. Además, pagamos su seguridad social y un día de vacaciones cada mes”.

“Mi primer compromiso es con los empleados, que ellos ingresen beneficios por su trabajo y no sientan el campo como un castigo. Incluso cuando empezamos y aún no se generaban utilidades, les pagaba de mi propio bolsillo. Terminé endeudado para que cada quien tuviese el pago más justo posible. Las personas y su calidad de vida son el centro del proyecto”, dice a El Toque.

Redacción Cubanos Por el Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

iceberg en la Antártida

¡ÚLTIMA HORA! Se desprende iceberg de 1 billón de toneladas en la Antártida (+Video)

Diálogos, monólogos y otras flatulencias