in

¿Se está perdiendo la pasión del béisbol en Cuba?

T3

El rugir de una muchedumbre de aficionados en las gradas, pitos, gritos y pasión, eso parece faltar en el inicio de la versión 57 de la Serie Nacional de Béisbol, donde los asientos del Estadio Latinoamericano se vieron en su mayoría vacíos.

Cubanet recuerda que el evento debería ser el mayor espectáculo deportivo de la Isla, pero al parecer su realidad es la misma del país, desolado. La disciplina insignia en Cuba sufre la fuga de talentos desertores hacia las Grandes Ligas de Estados Unidos, pero además hay dos factores a considerar.

El primero, según la publicación, es la contratación, el régimen a dado el visto bueno a esto por lo que peloteros en ligas de Canadá, Japón e Italia han firmado a jugadores para tener su potencial en sus eventos. Mientras que se le suma la “desaparición” de peloteros, que, “al parecer, han firmado (o pretendido firmar) por su cuenta contratos con otras ligas internacionales de béisbol”.

Los primeros al terminar sus contratos regresarán a Cuba con sus equipos de la Serie Nacional, siendo entonces un problema momentáneo. Pero aquellos que dieron la espalda a Cuba serán expulsados de los equipos nacionales, aún si regresasen al país.

Recomendado: Inicia la Serie Nacional de Béisbol y autoridades piden llenar estadios en “honor a Fidel”

El autor de la publicación, Orlando Freire Santana, señaló que “unos días antes del inicio de la Serie Nacional se celebró el Congresillo Técnico de la competencia, en donde se dijo que el campeonato estaba dedicado a la memoria de Fidel Castro”.

Explicando entonces que allí Antonio Castro Solo del Valle, como vicepresidente de la Federación Cubana de Béisbol, tomó la palabra en el cónclave para afirmar que “estamos ante el gran compromiso de cuidar el legado de Fidel en aras de que la pelota vuelva a alcanzar las glorias que tuvo”.

A lo que el autor recordó que lo que llama Castro Solo del Valle como “el legado de Fidel”, no debería ligarse con las glorias del béisbol cubano, “sino más bien con su destrucción. Su padre eliminó en 1961 (cuando quizás el señor Tony Castro no había nacido) la liga profesional del béisbol cubano, e instauró un amateurismo de inferior calidad”.

En la actualidad, el pasado 8 de agosto, el Estadio Latinoamericano carecía de público, de esa pasión y ese ánimo que deben emitir las gradas de un estadio. Las autoridades estiman que se debe impulsar el fervor de los aficionados al deporte, tras las caídas internacionales que ha sufrido Cuba recientemente.

Redacción Cubanos Por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Constituyente de Maduro tiene un “claro y rotundo” respaldo del pueblo dijo Raúl Castro

Estados Unidos impone más sanciones a funcionarios venezolanos