in

Ya son 217 las víctimas por el terremoto mexicano

Policías, bomberos y miles de voluntarios amanecieron este miércoles salvando vidas, pero también cadáveres

Loading...

El país mexicano está de luto. Angustiados, tristes y con esperanzas de conseguir ciudadanos con vida, siguen su búsqueda acompañados de policías y bomberos, entre los derrumbes que hasta ahora han dejado 217 muertos.

La historia cuenta que este sismo ha sido el más mortal de México en tres décadas y que brotó en el aniversario 32 de un mortífero temblor, ocurrido en 1985 en la capital, el cual se había recordado a nivel nacional con un simulacro, informa Routers.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el movimiento telúrico de magnitud 7,1 tuvo su epicentro entre los estados Morelos y Puebla.

Loading...

Lo más dramático de este hecho es que sucedió días después de que otro terremoto cobrara 98 vidas en el sur de México.

El equipo de rescatistas junto con los voluntarios, han logrado rescatar a ciudadanos que permanecieron horas entre los escombros y ese ha sido su único festejo entre tanta tragedia.

Loading...

Eufóricos gritaban “¡Sí se puede!”, mientras que hurgaban entre las ruinas y colectaban los escombros más pequeños en baldes que mucha gente donó al instante. Tras la algarabía vociferaban silencio, tan solo para afinar sus oídos y tratar de escuchar llantos o suplicas de auxilio.

En el sur de la capital la tragedia se acrecentó, tras el desplome de un colegio, donde murieron 22 personas, en su mayoría niños. Y aún quedaban atrapados 30 menores y ocho adultos, según el Presidente Enrique Peña Nieto, quien se pronunció ayer en la noche y dio a conocer que está creando un plan de contingencia junto a su gabinete.

Redacción Cubanos Por el Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El plan de Nikita Jruschov para salir de Fidel Castro

Proponen cuarentena para cultivos de caña de azúcar en Cuba

Cuba pierde 430 mil hectáreas de caña de azúcar tras paso de Irma