in

Departamento de Estado de EE.UU. confirma salida de diplomáticos en Cuba

Secretario de Estado Rex Tillerson
Rex Tillerson / Archivo CPEM

Luego de que se informara sobra la salida de cerca del 60 por ciento del personal de la embajada de Estados Unidos en Cuba, el Departamento de Estado envió una nota confirmando dicha noticia. Asegurando además que sus funcionarios han sido blancos de «ataques específicos»

“Durante los últimos meses, numerosos empleados de La Embajada de los Estados Unidos en La Habana han sido blanco de ataques específicos” dice parte de la nota además de  advertir a sus ciudadanos que no deberían viajar a Cuba.

La nota agrega que los estadounidenses que viajen a Cuba podrían estar en riesgo, dado que no se descifraron a ciencia cierta las causas de estos ataques. Asimismo responsabilizó al régimen cubano por la integridad del personal diplomático.

Orden de desalojo

La orden de desalojo se extiende a todo el personal «no indispensable» que incluye a cerca del 60 por ciento de los empleados. Los diplomáticos saldrán junto a sus familias, dejando en la embajada al «personal de emergencia».

Las autoridades emitieron también una advertencia a los viajeros indicando que los «ataques» al personal diplomático de EE.UU. ocurrió durante su estadía en hoteles de la Isla, medida que podría afectar considerablemente el turismo en la isla, cuya temporada alta apenas comienza.

A continuación reproducimos parte del comunicado emitido por el Departamento de Estado de Estados Unidos:

El Departamento de Estado advierte a los ciudadanos estadounidenses que no viajen a Cuba. Durante los últimos meses, numerosos empleados de La Embajada de los Estados Unidos en La Habana han sido blanco de ataques específicos. Estos empleados han sufrido lesiones importantes como consecuencia de estos ataques. Los individuos afectados han exhibido una gama de síntomas físicos incluyendo afectaciones al oído y pérdida auditiva, mareos, dolor de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultad para dormir.

Los Gobiernos de los Estados Unidos y Cuba todavía no han identificado al responsable, pero el Gobierno de Cuba es responsable de tomar todas las medidas apropiadas para prevenir ataques contra nuestro personal diplomático y los ciudadanos estadounidenses en Cuba. Debido a que la seguridad de nuestro personal está en riesgo y no podemos identificar la fuente de los ataques, creemos que los ciudadanos estadounidenses también pueden estar en riesgo y les advertimos que no viajen a Cuba. Se han producido ataques en residencias diplomáticas de los Estados Unidos y hoteles frecuentados por ciudadanos estadounidenses. El 29 de septiembre, el Departamento ordenó la salida de los empleados no emergentes del Gobierno de los Estados Unidos y sus familiares para proteger la seguridad de nuestro personal.

Debido a la reducción de personal, la Embajada de los Estados Unidos en La Habana tiene una capacidad limitada para ayudar a los ciudadanos de los Estados Unidos. La Embajada proporcionará sólo servicios de emergencia a ciudadanos de los Estados Unidos. Los ciudadanos estadounidenses en Cuba que necesiten ayuda de emergencia deben comunicarse con la Embajada por teléfono al + (53) (7) 839-4100 o al Departamento de Estado al 1-202-501-4444. Los ciudadanos estadounidenses no deben intentar ir a la Embajada de los Estados Unidos, debido a que sufrió graves daños por inundación durante el huracán Irma.

Los viajeros deben informar a sus familiares y amigos en los Estados Unidos de su paradero y mantenerse en estrecho contacto con su agencia de viajes y el personal del hotel.

Redacción Cubanos por el Mundo

 

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secretario de Estado de Estados Unidos Rex Tillerson

Tillerson asegura que EE.UU. seguirá trabajando con Cuba pese a retirada de diplomáticos

Mariela Castro, en conversación con universitarios cubanos

Mariela Castro asegura que en Cuba hubo «respuesta más rápida» ante Irma que en EE.UU.