in

Cuba multa con 500 pesos la discriminación racial

“No soporto a los negros”. Dijo el taxista Roberto Reguidor Contreras a la joven Yanay Aguirre Calderín, cuando esta se desplazaba en el vehículo. La mujer denunció la agresión ante el periódico oficial Trabajadores, el pasado mes de julio y dos meses después la Fiscalía General de la República aplicó una sanción administrativa económica contra el conductor por discriminación racial.

En la estación de la Policía Nacional Revolucionaria de Playa, el acusado tuvo que disculparse con la víctima, quien sin rencores las aceptó.

El semanario estatal, reseñó que más allá de la disculpa, el taxista tuvo que pagar una multa de 500 pesos, estipulados en el artículo 8.3 del Código Penal en relación con el delito previsto en el artículo 295.1, Título IX, Capítulo VIII del mencionado cuerpo legal (Delito contra el derecho de igualdad). Con el fin de no permanecer en prisión, como se habría decidido inicialmente.

Según la ley, quien “discrimine a otra persona o promueva o incite a la discriminación, sea con manifestaciones y ánimo ofensivo de su sexo, raza, color u origen nacional o con acciones para obstaculizarle o impedirle, por motivos de sexo, raza, color u origen nacional, el ejercicio o disfrute de los derechos de igualdad establecidos en la Constitución, incurre en sanción de privación de libertad de seis meses a dos años o multa de doscientas a quinientas cuotas o ambas”.

Tras los hechos, la estudiante de derecho Yanay Aguirre, envió una carta a la sección “Buzón Abierto” del periódico Trabajadores, denunciando la “forma descompuesta” y “muy violenta” del chófer de un “almendrón” al que se había subido en Mariano.

La chica, natural de Artemisa, contó que el taxista se molestó con ella cuando le dijo que se bajaría del automóvil antes de lo previsto. El conductor comenzó a vociferar y expresó que “cada vez que se montaba un negro en su carro era lo mismo y que por eso no los soportaba”.

Sin llegar al destino solicitado, el taxista la obligó a bajarse y le dijo que “en su carro no quería negros”.

El bachiller a pesar de la bofetada, sin pérdidas de tiempo tomó su celular, fotografió el automóvil y anotó la placa.

El caso al ser publicado se hizo viral. Las críticas eran abundantes y contundentes contra Roberto. Tanto que la Dirección General de la Policía se vio obligada a publicar una respuesta una semana después de lo sucedido.

Luego los policías de La Habana procedieron de inmediato a localizar al propietario del vehículo que se mencionaba, para ejecutar las acciones pertinentes.

Las autoridades cubanas niegan que en Cuba exista el racismo, sin embargo las manifestaciones de discriminación son comunes en centros de trabajo, incluyendo el sector no estatal, así como en las calles. Incluso grupos de derechos humanos han denunciado que los negros en Cuba tienen menos oportunidades de éxito, así como que constituyen mayoría en la población carcelaria.

Redacción Cubanos Por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los dos ciclones y los damnificados cubanos

(elpais.com)

Critican al Gobierno de Irlanda por usar sello con imprenta del Che Guevara