in

Se quedan sin empleo y los acusan de “desacato” por organizar proyecto para discapacitados en Cuba

A Juan Carlos Linares lo pueden enjuiciar mañana o dejarlo en el limbo legal de Cuba

Juan Carlos Linares Balmaseda y su esposo, detenidos por protestar contra multa de su hijo
Juan Carlos Linares Balmaseda y su esposo, detenidos por protestar contra multa de su hijo / Foto: Captura
Loading...

Juan Carlos Linares Balmaseda es su nombre. Annabel Borges Tamarit, su esposa. La familia vendía productos agrícolas en un pequeño mercado desde hacía seis años hasta que su hijo recibió una multa y Linares protestó. Ahora, está acusado de ‘desacato’. A eso se le incluye el hecho que el hombre quiere desarrollar un proyecto para vender productos del agro a los discapacitados.

El portal Diario de Cuba reportó el caso. En un video, narra la experiencia de Linares. El día de la multa, cerraron el local donde laboraba. Al día siguiente, fue a la oficina de gobierno del municipio 10 de octubre, donde residen. Entonces, tras un encontronazo con el vicepresidente del organismo, lo mandaron a prisión.

“Estuve siete días detenido en un centro de reclusión en La Habana”, recordó. El vicepresidente es “un agente de la policía política” y, después de la reunión, le cancelaron la licencia de venta.

Cuando conoció la noticia, Linares se enfureció y dijo: “Ya estás complacido, la dejaste en la calle y sin trabajo. Y ahora tú quieres vernos comiendo de la basura es las esquinas”.

Estas palabras desataron la furia del agente: “Tú eres un fresco (…) Que haces tú aquí en mi oficina”. Seguidamente, comenzó una ráfaga de improperios, entre las que destacó la sentencia de “yo no creo en derechos humanos”.

Loading...

“Tú tienes una mafia organizada aquí”, le respondió Linares. Lo repitió dos o tres veces. Y lo sacaron de la oficina. Una vez en la calle, dos policías uniformados lo esposaron.

RECOMENDADO: Eliecer Ávila a cuentapropistas: “Ha llegado el momento de alzar nuestras voces y unirnos” (+Video)

Loading...

A esos oficiales Linares le explicó todo. Incluso, les habló del proyecto familiar: el de agromercados para personas con discapacidad.

Pero nada le evitó la condena: pasó siete días tras rejas y lo acusan del delito de desacato.

“El desacato es una figura delictiva que comprende una multa o de tres meses o un año de privación de libertad. Me podrían celebrar juicio mañana mismo o tal vez lo dejen en un limbo legal”, reconoce el acusado.

Redacción Cubanos por el Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inseguridad se incrementa / Fuente: Pixabay

Se dispara el índice de criminalidad en Puerto Rico tras huracán María

Destrozos del huracán Irma en Cuba

Cuba recibe 14 toneladas de materiales de construcción por parte de Perú