in

Cubanos se quejan de la tala de árboles en el Parque Céspedes en Bayamo

Loading...

Los pobladores de la ciudad de Bayamo, en Cuba, aseguran que la tala de 39 flamboyanes dejó al parque Céspedes en una total desolación durante el día. La que fue la primera plaza de la Revolución luce hoy desierta pese al cariño de los lugareños, además de ofrecer el servicio de Wi fi.

Reseña Cubanet que la sorpresa invadió a muchos de los vecinos cuando observaron el ataque desmedido de las autoridades hacia los árboles que por décadas refugiaron en su sombra al pueblo de Bayamo.

Un mes después de la tala, la medida fue justificada por las autoridades en un periódico local. Mileydis Maceo Díaz, licenciada en estudios Socioculturales, cree que una acción como esa no pudo ejecutarse sin la realización de un estudio previo y sin evaluar el impacto que tendría en el entorno social y en la simbología histórica que tiene el lugar.

“Debió hacerse un estudio previo a la hora de talar los arboles para evaluar sí de verdad estaban afectando al entorno, es un parque emblemático, que en sus inicios fue la plaza de la Revolución, eso lo hace parte de la idiosincrasia y la historia de Bayamo”.

Loading...

Para Maceo, el objetivo social del parque Céspedes se perdió al negarle a los pobladores la oportunidad de disfrutar sus espacios durante el día, cuando muchos vecinos y visitantes descansaban o recreaban en la plaza.

“Se perdió su objetivo social porque ya uno ni se puede sentar porque no hay sombra”.

La fronda de los árboles que sombreaban el parque, ofreciendo frescura y purificando el aire, servía además a colonias enteras de aves, que hacían de ella, su hogar nocturno y llenaban de trinos las mañanas y atardeceres.

Loading...

Según Rafael Reyes Tamayo, vecino del lugar, “después que cortaron las matas, una invasión de bichos se aglomeran todas las noches alrededor del alumbrado público”.

Dalgis Maceo, otra residente de Bayamo, asegura que pudo conocer el motivo de la tala leyendo el periódico.

“De acuerdo a la información que leí en el periódico dice que se cortaron porque las raíces quebraban las aceras. Algunos se podían caer”.

Motivos de la tala

Jesús Catasús Guerra, licenciado en ciencias biológicas, argumentó ante la prensa local en defensa de la medida oficial que “el flamboyán amarillo no es un árbol para el interior de las ciudades. Crece rápido y corpulento. Sus raíces pivotantes, no profundas sino superficiales, dañan el contorno donde crecen y sus ramas por demás son quebradizas”.

De acuerdo a los defensores del medio ambiente, los árboles (Ficus benjamina) que sustituirán los difuntos flamboyanes, comparten características similares a los talados. La medida debió realizarse de forma parcial y no total, dando tiempo al crecimiento de un grupo de árboles antes del talado de los más antiguos.

La tala también se extendió a los árboles de la cafetería El Viajero, aledaña a la Terminal de Ómnibus Nacionales y el Parque del Amor, frente al hospital provincial bayamés.

Olga Espinosa, jubilada, está molesta con el corte de los árboles. “Yo estoy segura de que si se le hubiese consultado al pueblo hubiese dicho que no, no creo que haya un motivo de peso para que hayan tomado esa decisión”.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by María Fernanda Muñóz

Periodista venezolana. ¿La mejor arma? Humanidad. Pasión se escribe con P de periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Migrantes cubanos llegan a Chile / Captura de Pantalla

Migrantes cubanos llegan a la frontera de Chile

Policías / Imagen referncial

Policía de Tampa escolta a estudiantes en vecindario acechado por asesino en serie