in

Vestir a la moda: ¿Qué tan importante es para los cubanos?

Resurge de la mano de gente con “una orientación utilitaria” que debe enfrentarse las vigentes “limitaciones económicas”

Los pequeños emprendedores le abren paso a la moda en Cuba. Foto: Cortesía: El Nuevo Herald.
Loading...

La moda cubana comienza a emerger de la mano de pequeños movimientos de emprendedores e iniciativas privadas. En un trabajo especial publicado en El Nuevo Herald,  se evidencia la importancia que las nuevas generaciones caribeñas le dan al buen gusto.

Combinarse un par de zapatos con, tal vez, una chaqueta de última moda, nunca fue tan determinante para los jóvenes de la isla. La moda en Cuba está adquiriendo nuevas y ambiciosas dimensiones, tras un pico bajo por la crisis de los 90. La “incipiente moda cubana” resurge de la mano de gente con “una orientación utilitaria” que debe enfrentarse —para vencer— las vigentes “limitaciones económicas y trabas burocráticas”.

El trabajo especial toma el testimonio de un joven de 23 años, Fabián Lombillo, quien opina que la cultura de buen vestir, o de vestir cómodamente, “acorde a lo que se usa, a lo que se lleva, está empezando a crecer” en Cuba. Y a él le “parece bien”.

Loading...

Sin embargo, también hay detractores. Jesús Frías, de 55 año, ve el asunto de otro modo:

“Decididamente para nosotros es prioritario la ropa utilitaria. Sería para nosotros una locura pensar que podamos hacer, aún teniendo los recursos, lo que puede hacer París, Londres, Milán, porque la sociedad nuestra es totalmente diferente”

Loading...

La crisis de los 90 casi borró cierto auge que había ganado la moda bajo los estrechos límites de una industria estatal, una vez que venció frenos ideológicos que la consideraban una frivolidad capitalista en una sociedad socialista, relata la publicación.

Justo en esa época creció el señor Millán. Él asegura que con la depresión económica la industria textil desapareció. Las prioridades eran otras, “la prioridad era sobrevivir”, sostiene. Pese a esto, hay otra parte de él que siente que la creación no murió y comenzó una moda de resistencia que ahora emerge”.

“Muchos cubanos resolvieron entonces sus necesidades en tiendas de segunda mano, ‘ropa reciclada’, que la voz popular bautizó ‘trapishoping’

(de trapo)”

Redacción Cubanos por el Mundo / Con información de El Nuevo Herald.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La tormenta tropical Philippe deja lluvias en Cuba mientras se aleja

La tormenta tropical Philippe ya no es una amenaza para Florida

Luis Almagro, secretario general de la OEA. Foto archivo

Luis Almagro gana premio de la SIP y se lo dedica a periodistas asesinados en 2016