in

Llamado a los gobiernos de Estados Unidos y Cuba

Las relaciones entre los gobiernos pueden estar mejor o peor, pero las relaciones entre los pueblos, las relaciones de tipo consular, no tienen por qué ser afectadas

Ciudadanos esperan sentados para realizar trámites consulares en Cuba, en esta foto de archivo.
Ciudadanos esperan sentados para realizar trámites consulares en Cuba, en esta foto de archivo.

Cuando el Gobierno de Estados Unidos retiró el 60 % de su personal diplomático de su embajada en la Habana, como consecuencia de los “ataques acústicos”, le comentaba a un amigo, usando una expresión derivada la ingeniería, que se estaba volviendo a la estaca cero (0) antes del deshielo entre Estados Unidos y Cuba.

Las relaciones diplomáticas entre ambos gobiernos siguen, pero con la suspensión de los servicios consulares en la embajada de EEUU en la Habana y la exigencia de la retirada del personal cubano en la de Washington, ciertamente se ha regresado en este tema a la estaca 0, no antes el deshielo en el 17 de diciembre 2014, sino a la estaca 0 en el 1977, antes de que el presidente Jimmy Carter abriera la Oficina de Intereses de EEUU en la Habana, porque a partir de esa fecha hasta hace unos días atrás los servicios consulares fueron brindados en esa sede diplomática.

Las relaciones pueblo a pueblo, las relaciones entre los cubanos de ambas orillas, sus vínculos, intercambios y ayuda mutua, se solventan a través de las relaciones consulares, las cuales son mucho más importantes para el desarrollo económico y social de los pueblos, que las relaciones diplomáticas entre los estados.

Por eso se tratan de dos tipos de relaciones distintas, aunque generalmente se ventilan a través de las cancillerías. Las relaciones entre los gobiernos pueden estar mejor o peor; pero las relaciones entre los pueblos, las relaciones de tipo consular, no tienen por qué ser afectadas.

Como es sabido los servicios consulares en la embajada de EEUU en La Habana son usados fundamentalmente por familiares de cubanoamericanos y cubanos legalmente radicados en EEUU, para el otorgamiento y renovación de visas para viajar regularmente y para reunificación familiar, así como para legalización de documentos personal y/o de familiares radicados en ese país.

Hay que destacar también que muchos de esos familiares son personas de la tercera edad que viajan a EEUU o viceversa, a visitar hijos, nietos y otros familiares e incluso muchos pasan periodos en EEUU para cuidar nietos para que sus progenitores puedan trabajar.

También estos servicios facilitan el flujo de recursos, medicinas y alimentos que permiten a los cubanos residentes fuera, ayudar a sus familiares en Cuba, víctimas del sistema totalitario que impide el libre desarrollo de la economía privada.

Todos esos servicios consulares, flujo de personas, documentos, equipajes y pasajes de avión, entre otros, son pagados y por tanto benefician también a las economías de ambos países e implican el respeto a los derechos humanos de los cubanos en las dos naciones. No prestar esos servicios es una violación de esos derechos como consumidores de esos servicios, además de ser una violación de sus derechos a mantener contactos físicos entre familiares de ambas orillas del Estrecho de la Florida.

No se trata de que los hechos abominables que provocaron esta suspensión no sean investigados, esclarecidos y debidamente procesados y condenados sus culpables; de lo que se trata es de que ambos gobiernos lleguen a un acuerdo, que garanticen la seguridad personal y la integridad física de los diplomáticos americanos y sus familiares en Cuba, en todos los sentidos, para que sean restablecidos los servicios consulares en las respectivas embajadas.

Publicado originalmente en Cubaencuentro por Moustafa Hamze Guilart

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En octubre EEUU abrirá lotería de visas para cubanos. Imagen de archivo.

Trump pide al Congreso cancelar el programa de lotería de visas tras el ataque en Nueva York

Las autoridades entraron y revisaron el apartamento del presunto terrorista en Tampa

FBI allana apartamento del uzbeko en Tampa, Florida