in

Cubanas denuncian que la violencia de género está arraigada en los cuerpos policiales

Foto referencial/ Fuente: EFE
----- Publicidad ---

Las cubanas aseguran que son víctimas de la complicidad entre los agresores y los cuerpos policiales. La apatía y las reacciones de los agentes de seguridad ante sus testimonios las desaniman a formalizar las denuncias, según los testimonios recogidos por el Diario De Cuba.

Uno de los relatos lo hace una cubana víctima de violencia de género que pidió no ser identificada ante el temor de ser maltratada por su ex-pareja, así como por los agentes de la policía.

«En una ocasión un jefe de la Policía me amenazó con retirar la orden de alejamiento que le habían aplicado al padre de mi hijo cuando lo acusé por maltrato y amenaza. Fue en represalia porque que le exigí que hiciera su trabajo, ya que mi marido incumplía la medida todo el tiempo. Di tú, amenazada doblemente».

NOTICIAS RELACIONADAS: Régimen promueve campaña contra la violencia de género pero excluye a las opositoras

En la mayoría de los casos, cuando una mujer víctima de la violencia de género decide denunciar, son muchos los temores que debe superar. Ese escenario está agravado en la Isla.

«Una espera en la estación de Policía recibir un gesto solidario, la atención de una oficial mujer, pero te encuentras con hombres uniformados que te cachean con la mirada, te escuchan con fastidio y con la frase ‘te lo buscaste’ en los ojos».

En la presentación de las denuncias, las mujeres maltratadas deben presentar ante las autoridades evidencias y testigos de las violaciones a las cuales han sido sometidas, lo que en muchos casos, termina en simples relatos de la víctima, sin ninguna trascendencia penal, ante la imposibilidad de recavar pruebas.

«La orden de alejamiento no funciona ni protege a las mujeres que somos maltratadas. Perdí la cuenta las veces que mi marido ha violado esa orden y jamás la Policía hace nada al respecto ni los tribunales interceden. Sin embargo, cuando dejas de pagar una multa la notificación te llega puntual».

Viven desprotegidas

Ana Laura vive en Pinar del Río, escondida a que unos primos por el temor a su ex-pareja, quien recibió una orden de alejamiento por el delito de amenaza, tras acosarla durante 10 años.

«Esto no es vida. Como medida hasta la celebración del juicio le impusieron una orden de alejamiento que no sirve para nada. En varias ocasiones he notificado a la Policía que él me importuna y siempre me responden lo mismo: que si no hay testigos de la amenaza no pueden proceder porque él reside en el mismo municipio».

Redacción Cubanos Por El Mundo

----- Publicidad ---

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Camila Cabello participará en la entrega de premios LOS40 Music Awards 2017

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto cortesía

Trump pide pena de muerte para el autor del atentado en Nueva York