in ,

Denuncian desabastecimiento, escasez y acoso estatal en agromercados de Cuba

En medio de la desesperación por buscar alimentos, el cubano culpa al régimen de la isla

Denuncian escasez, desabastecimiento y acoso estatal en agromercados de Cuba / Foto: archivo
----- Publicidad ---

Muchos niños, adolescentes y jóvenes ni siquiera han probado alimentos que antes de 1959 formaban parte del menú hogareño. Esa es una de las denuncias más contundentes que hace Iván García, periodista independiente de La Habana, en un artículo publicado en Martí Noticias. Entre el ajetreo de los agromercados de Cuba, denuncia, además, el acoso estatal y el desabastecimiento.  

Su relato conmueve. Empieza describiendo los pocos alimentos que se ven en los estantes: cebollas, melones, ajos, plátanos y pepinos. Ya luego se adentra a una realidad que succiona al cubano en una búsqueda desesperada por el pan de cada día. 

Por La Habana, abundan los mercaditos improvisados. Cada uno de ellos es una muestra distinta de irregularidad. Las casas se han transformado en almacenes agrícolas privados, sobre todo en zonas céntricas con mucha afluencia de ciudadanos.

NOTA RELACIONADA: Cubanos pasan trabajo para encontrar alimentos y denuncian indolencia del Régimen

Eddy es uno de los vendedores con quien conversa en su visita a los mercados. Sin temor, confiesa:

«Soy almacenero. Durante años laboré en empresas y agromercados estatales. La diferencia, cuando se trabaja pa’l gobierno o un particular, es simple: con el Estado uno roba, pero cuando el “bisne” es tuyo, todo lo contrario, uno intenta maximizar las ganancias»

 

La necesidad pega

Quienes se adentran en este negocio, como lo afirma Eddy, son familias que tienen una gran necesidad económica. No es fácil que las vivienda se convierta en almacén de productos agrícolas.

Porque las cucarachas se multiplican. La tierra llena cada rincón. Y hay gente siempre: llama a la puerta, grita, importuna y pregunta precios. Reseña el artículo de García que a las familias les cancelan diez o quince chavitos (cuc) diarios.

«A partir de las cuatro de la madrugada comienzan a llegar los camiones. Yo despacho a once carretilleros y a varios puntos privados de venta. El dueño de la mercancía pone un precio de partida y los compradores la revenden con un diez o quince por ciento de aumento, para ganarle algo. Es un buen negocio cuando el Estado no anda tras de ti, como el gato cazando ratones»

Pero el régimen ya anunció que no iba entregar más licencias de carretilleros, como se le denomina a los vendedores callejeros de frutas, hortalizas y viandas. «La causa fue debido a la excesiva ambición de los carretilleros e intermediarios», aseguró  un funcionario de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).

 

«El culpable es el Estado» 

Los precios de los alimentos en Cuba van en subida. Como en Venezuela.  Una muestra de varios videos, grabados en agromercados en distintos momentos de 2016 y 2017, lo demuestran.

Los aumentos en La Habana son escandalosos. Reseña Iván García que una ama de casa llamada Julia «suda frío» cada vez que debe hacer sus compras.

«Una libra de carne de puerco está costando 45 pesos, 20 la de cebollas, 20 a 25 pesos por una libra de tomaticos chirriquiticos, 10 la libra de limón y una naranja medio ácida cuesta 2 pesos»

 

El modelo agrícola cubano asigna al sector no estatal (Unidades Básicas de Producción Cooperativa, UBPC; Cooperativas de Producción Agropecuaria, CPA; Cooperativas de Créditos y Servicios, CCS, y campesinos propietarios y arrendatarios privados de tierras estatales), el papel central en la producción nacional de alimentos.

En el Anuario Estadístico de Cuba 2016, la ONEI (Oficina Nacional de Estadísticas e Información) reportaba que el año pasado, con el 80,9% de la superficie cultivada, el sector no estatal aportó 95,4% de los frijoles, 93,2% de las frutas, 92,8% de las viandas, 82,7% de las hortalizas y 78,1% del arroz.

 

RECOMENDADO: Corrupción en agromercado de La Habana sin autoridad competente

«En la industria cañera, un huracán llamado Fidel Castro, tras su errada estrategia de cerrar más de cien centrales azucareros a principios del año 2000, terminó sepultando la otrora primera industria cubana. De azucarera del mundo, Cuba pasó a comprar azúcar en República Dominicana para el turismo internacional. Los cerca de cincuenta centrales que actualmente muelen en el país producen menos que los seis centrales enclavados en la Florida»

Mientras tanto, el cubano se queja. Y sufre. Pero en medio del dolor acusa al régimen de los hermanos Castro se ser el culpable del desastre y la escasez. Eddy continúa con su exposición:

«Si los trabajadores ganaran salarios mayores y más justos, se podrían afrontar de mejor manera los altos precios de los alimentos. En casi todas las naciones del mundo las producciones agrícolas se han encarecido y los precios han subido. Pero en Cuba sobra la tierra y nadie quiere ponerla a producir, bien por no ser de su propiedad o porque le pagan una mierda. Si el Estado saca las manos de la tierra, tú verás cómo van a sobrar las frutas y vegetales, también la carne de cerdo»

 

Redacción Cubanos por el Mundo.

----- Publicidad ---

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Submarino ARA San Juan/ Foto: Captura YouTube

Armada Argentina: Submarino con 44 tripulantes podría haber desaparecido tras sufrir falla eléctrica

Foto: Twitter

Soldado desertor de Corea del Norte podría morir por parásitos