in ,

Las revelaciones de Carlos Alberto Montaner a un año de la muerte de Fidel Castro

El periodista y político cubano asegura que la revolución castrista cuenta con poco apoyo en Cuba

El 25 de noviembre, Raúl Castro anunció ante el mundo la muerte del dictador cubano / Foto: captura de YouTube.

La dinastía morirá con Raúl Castro. Con esa sentencia, Carlos Alberto Montaner, periodista, escritor y político cubano, cierra su texto titulado ‘Un año sin Fidel’. 

El 25 de noviembre de 2016, Raúl Castro anunció en cadena nacional la muerte del dictador Fidel Castro, padre del régimen que sumió a Cuba en la más triste de las realidades. Desde entonces, Montaner reflexiona al respecto.

Narra que desde el 26 de julio del 2006 y hasta el 25 de noviembre de 2016, Castro «vivió con un pie en la tumba». Se trató de una agonía lenta que, según el comunicador social, le resultó útil a su hermano Raúl para atornillarse en la presidencia. En otras palabras: «para que los cubanos se adaptaran a su control».

El texto sigue con otras revelaciones. El autor asegura que Raúl Castro es ahora presidente de la isla porque así lo impuso Fidel.

«Le parecía una persona mediocre, sin lecturas y sin carisma, pero absolutamente leal, una virtud que los paranoicos valoran por encima de todas las demás, así que le fabricó la biografía para convertirlo en su escudero. Lo arrastró a la revolución. Lo hizo Comandante. Lo hizo Ministro de Defensa. Lo hizo vicepresidente y, por último, le dejó el poder en herencia iniciando la dinastía de los Castro»

RECOMENDADO: Muere Fidel Castro a los 90 años

Ahora Raúl Castro gobierna rodeado de su entorno más cercano: su hija Mariela, sexóloga; su hijo Alejandro Castro Espín; su nieto y guardaespaldas, Raúl Guillermo Rodríguez Castro; y su yerno Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, Jefe de GAESA, el principal holding de los militares cubanos.

¿En qué ha parado Cuba?

La dinastía Castro tiene sus pies sobre la isla caribeña. Carlos Alberto Montaner argumenta que ellos caen en el fondo de tres problemas «gravísimos». El más importante, detalla el artículo, es que se encuentran entre gente que ya no cree en el sistema. «Sesenta años de desastre son demasiados para mantener la fe en ese disparate», afirma el autor.

«El propio Raúl perdió la confianza en el sistema en los años ochenta cuando despachó a muchos oficiales a centros europeos a aprender técnicas de gerencia y mercadeo»

A eso se suma la prohibición a los ciudadanos naturales de la isla de crear grandes empresas. Sus negocios se restringen a comercios pequeños, en muchos casos caseros. «Les está vedado acumular riquezas o invertir en nuevos negocios, porque el objetivo no es que los individuos emprendedores desplieguen su talento y reciban los beneficios, sino que absorban la mano de obra que el Estado no puede emplear», prosigue el periodista.

RECOMENDADO:  Economía de Cuba cerrará 2017 estancada o en recesión, según experto

La otra piedra en el zapato es el Partido Comunista: ya no significa nada para casi nadie en Cuba. Montaner finaliza la exposición de problemas refiriéndose a la edad avanzada de Raúl Castro: 86 años.

«Ha prometido retirarse de la presidencia el próximo 24 de febrero, aunque probablemente permanezca agazapado en el Partido. En todo caso, ¿hasta cuándo vivirá?» 

Esos tres factores «preludian un final violento para el castrismo»: el fin de su dinastía.

 

Redacción Cubanos por el Mundo.

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avión Fly Jamaica / Foto: Wikimedia

Aerolínea Fly Jamaica comenzará a volar entre Guyana y Cuba 

En el Día Mundial del Inodoro, 60% de la población mundial no cuenta con uno

En el Día Mundial del Inodoro, 60% de la población mundial no cuenta con uno