in ,

Falta de medicamentos en Cuba golpea a pacientes psiquiátricos

clonazepam
clonazepam / Foto: CubaNet
 

El socialismo en Cuba sólo ha servido para condenar a los cubanos a las carencias. La falta de medicamentos en la Isla comienza a pasarle factura a todos por igual, desde el que necesita algodón para una herida hasta aquellos que requieren de complejos fármacos para poder vivir.

En un reportaje del portal CubaNet, se relata cómo en Artemisa, los pacientes psiquiátricos deben hacer malabares para encontrar sus medicinas.

La red de farmacias de la provincia, controladas por el castrismo, no tienen los medicamentos que ellos necesitan y deben recurrir a otros mercado para ver si se encuentran. Pero este método es más costoso y su salario no les da para comprarlos.

Según refieren, desde el mes de julio del actual año, los establecimientos farmacéuticos con los que cuenta la localidad, no han sido provistos con algunos tipos de medicamentos, entre ellos destacan los de gran demanda en la población; pero de manera fundamental, han faltado los psicofármacos para pacientes con patologías de índole psiquiátrica, como son Clonazepam, Clobazam, Tirodacina y el Nitrazepam, por mencionar algunos.

NOTICIAS RELACIONADAS: El desabastecimiento de medicinas amenaza cada vez más la salud de los cubanos

El caso de Ricardo Hernández es uno de los tantos. Él sufre de esquizofrenia al igual que su madre, pero él además presenta una deformación pronunciada en el lado derecho del abdomen debido a una mala praxis médica tras una operación intestinal.

“Desde hace tres meses, mi papá y mi hermana están comprando por la calle las medicinas que mami y yo tomamos, a cincuenta pesos (CUP) cada frasco porque no hay en la botica, y si las dejamos de tomar nos alteramos mucho. Mami hace días está mal porque le falta la Tirodacina, que en estos momentos no la han encontrado ni por la calle, ahora; hace varios días que se me acabó el Clonazepam y tampoco me estoy sintiendo bien”, dice “ricardito” como lo conocen en el barrio.

Asegura que en la farmacia la respuesta es siempre la misma: “Dicen que van a llegar y nada que llegan.

Ricardo Hernández
Ricardo Hernández / Foto: CubaNet

Ricardo está solicitando la posibilidad de que alguna organización humanitaria no gubernamental (ONG) le pudiera ayudar con esa situación.

Lo cierto es que al igual que Ricardo y su mamá, existe en la actualidad un grupo importante de personas en el territorio güireño, con trastornos psíquicos expuestos a pronta recaída, lo que afectaría sustancialmente su salud mental, si las instituciones estatales encargadas de resolver esta situación no les garantizan de manera inmediata el imprescindible medicamento que requiere su enfermedad.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más trabas: Honduras exigirá “visa consultada” a los venezolanos

Un cocodrilo sorprendió este lunes a las autoridades de una playa en Florida

¡Susto! Cocodrilo obliga a evacuar playa en Florida