in ,

Un hombre en India consumió por un año metales y vive para contarlo

Maksud Khan llegó con problemas abdominales y le sacaron 150 clavos y 263 monedas, entre otros objetos

Al hombre le sacaron metales de diversos tipos / Foto: cortesía Twitter.
Loading...

Monedas, clavos. Un trozo de correa de acero para perros y alfileres. Tira de metal, aguja de acolchar, metales puntiagudos y picos de hierro. Todo eso encontraron en el estómago de un hombre oriundo de la India.

Los cirujanos quedaron atónitos cuando “abrieron” a Maksud Khan, un sujeto de 32 años que llegó a la sala de emergencias por una presunta intoxicación alimentaria. La sorpresa mayor fue cuando vieron que el origen del padecimiento se debía a la ingesta de 150 clavos y 263 monedas, entre otros objetos que tenía en el estómago e intestinos. Así lo narra la web de Daily Mail. 

RECOMENDADO: ¡ALERTA, CUBA! Advierten sobre peligro de consumir mejillón verde contaminado

Loading...

En total, le extrajeron 7 kilos de metal, reportó el sitio digital.

Detalles de lo sucedido

“La operación, realizada en el Hospital Sanjay Gandhi en la ciudad de Rewa (noreste del país), supuso la extracción de objetos del estómago del hombre”

Al momento del ingreso, presentaba dolores abdominales. Doctores reportaron también que Khan sufre problemas mentales. Había entrado en depresión, aseguran familiares, y es posible que a partir de ese momento empezara su adicción por metales.

“El paciente había estado comiendo metales durante un año, sin que nadie lo supiera. Habitualmente estos objetos no suponen ningún problema para la salud hasta que las partículas de metal comienzan a obstruir los intestinos

Loading...

Maksud Khan está ahora estable, aunque aún corre peligro.

Redacción Cubanos por el Mundo.

28 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuba realiza elecciones que no son noticia

Todo listo para el fraude. Cuba realiza elecciones que no son noticia

FBI detectó hackers rusos y no advirtió a los funcionarios estadounidenses involucrados