in ,

Jóvenes cubanos crecen entre mentiras, fantasías y una moral quebrada (+VIDEO)

Para la nueva generación, el futuro no tiene concepto cuando cada vez hay más impedimentos para emigrar y menos oportunidades en la isla

Desde la banca de una plaza pegado a la Wi-Fi, un joven cubano responde la pregunta: ¿Cómo son los jóvenes de hoy? Para él los jóvenes cubanos son “la mayoría divertidos, educados por sus madres, algunos entrometidos”.

Una nueva pregunta salta: ¿Cuáles son tus desafíos y aspiraciones como joven? “Aspiraciones tengo muchas, muchas buenas, por ejemplo ser una persona grande, conocer, viajar, muchas cosas. ¿Y desafíos? No quiero que se entrometan en mi camino porque quiero romperlo todo”, asegura tajante.

Y es que la juventud cubana, sabe que “ser grande” equivale a tener dinero y bienes materiales, una meta que en Cuba no necesariamente se alcanza trabajando. “Estudian y trabajan por gusto porque cuando van a ver lo que han realizado en su vida, ven que no hay futuro y lo hicieron por gusto”, sentencia una mujer que puede pasar de los 40, sentada cerca de la misma plaza.

Un reportaje de Cubanet, enfocado en verificar un artículo firmado por la Dra. Graziella Pogolotti y publicado a mediados de noviembre en los diarios oficialistas Granma y Juventud Rebelde; demuestra que los jóvenes de hoy, como un componente social, han cambiado drásticamente en los últimos años.

Ana León y Augusto César San Martín, autores del reportaje, aseguran que “hasta hace muy poco la falta de educación y las actitudes delictivas en adolescentes fueron consideradas un mal endémico de los barrios marginales, con familias disfuncionales y de bajos ingresos, pero hoy la degradación se ha extendido a zonas de la capital tradicionalmente conocidas como de gente bien; donde la misma delincuencia se manifiesta, aunque con mayor sutileza y detrás de fachadas hábilmente preparadas”.

PUEDE VER TAMBIÉN: El ocio se ‘come’ a la juventud cubana (+VIDEO)

Y es que la crisis social prolongada ha provocado una emergencia de nuevos estándares de vida con prioridades, deseos y aspiraciones renovadas, y adaptadas al contexto social. Porque la vida avanza y aunque el gobierno controla muchas libertades individuales, cada vez es más difícil que la gente adopte una actitud de sometimiento.

Aspiraciones tengo muchas, muchas buenas, por ejemplo ser una persona grande
Aspiraciones tengo muchas, muchas buenas, por ejemplo ser una persona grande

En Cuba había un objetivo que cumplir y era levantar la nación, pero a la generación que se comprometió con ese objetivo se le fue la vida y que sus hijos vieran eso, impidió que ese objetivo pasara a la siguiente generación. Este fenómeno es disfrazado por Graziella Pogolotti, como que:

“cada generación es portadora de una marca de época y la juventud  actual se identifica con el remanente físico, psicológico y cultural del Período Especial; un momento en que los valores quedaron súbitamente trastocados, y pensar en términos de nación dejó de ser importante”.

La realidad es que quienes sufrieron menos el impacto directo de la crisis económica, han sido afectados por sus secuelas en el ámbito social. Se ensancha la brecha entre los jóvenes que tienen un grado de bienestar muy superior, y los que procurando no dejar en ello su humanidad, luchan para sobrevivir.

Para esta generación la palabra futuro no tiene un concepto claro porque cada vez hay más impedimentos para emigrar y las oportunidades dentro de la isla son casi inexistentes. El conformismo pasivo toma protagonismo ante los jóvenes que no ven opciones para “ser grandes”. Pocos tienen consciencia de lo que significa ser joven en un país atrofiado económica y políticamente; o parte de una sociedad envejecida que los condenará a ser sus cuidadores.

Los jóvenes se sumergen en una realidad que sólo ellos pueden vivir. Una vida de mentira con actos pequeños, medianos y grandes de corrupción domestica y económica, cuyo único escape es encontrado en lo que ellos llaman diversión. Los adultos no los condenan. No pueden. Entienden que la falta de responsabilidad, sentido de pertenencia y compromiso, de los jóvenes se lo comió la crisis donde la preparación técnica y profesional no se corresponde con las exigencias de los tiempos actuales y asistir a la escuela no es garantía de que estén aprendiendo lo necesario para asumir el porvenir de la nación.

Los jóvenes se sumergen en una realidad que sólo ellos pueden vivir, su único escape es encontrado en lo que ellos llaman diversión
Todos los jóvenes cubanos le hacen el juego al poder para no buscarse problemas

Todos los jóvenes cubanos le hacen el juego al poder para no buscarse problemas. El discurso oficialista no los enamora y nunca lo hará mientras les presenten tan pocos atractivos. Los jóvenes dicen que “votan por Fidel” y exponen en público el discurso halagador sobre el socialismo que se aprendieron para levantar una fachada; mientras que su realidad se resume en la práctica obligatoria de ilegalidades o el buen uso de las remesas, para poder comer.

El gobierno se engaña

La nueva generación de cubanos, delincuentes, hipócritas, fanáticos y mantenidos, hacen daño a cualquier proyecto de nación que tenga como objetivo el desarrollo de un país a partir del esfuerzo conjunto de sus ciudadanos. ¿No es ese el objetivo de Cuba?

El tesoro de la juventud se pierde en el país más envejecido de América, donde además la tasa de natalidad es cada vez menor y donde en vez de haber buenos y malos jóvenes, como en todo sistema con errores y voluntad para corregirlos; la generalidad es una juventud desubicada y sin propósito.

Claro que hay jóvenes en Cuba que trabajan y luchan por su bienestar y por el país, que están dispuestos a ganarse el pan en un país donde no se vean obligados a escapar para conseguir oportunidades, pero cuando no hay políticas de Estado que promuevan el bien común, ellos se convierten en una gota de agua dulce en el mar.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by María Fernanda Muñóz

Periodista venezolana. ¿La mejor arma? Humanidad. Pasión se escribe con P de periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Condenan a siete años de cárcel a estudiante que mató a un oficial al conducir ebria

Pájaro en almacen se roba el dinero/Captura de pantalla

¡Atrevido! Un pequeño pájaro roba dinero a cajero de un almacén (+VIDEO)