in ,

Noel: Un cubano que formó un hogar con 10 mujeres por sufrir rara enfermedad sexual

Noel Díaz desde su fundo multifamiliar en los Viñales/Foto de El Toque
Noel Díaz desde su fundo multifamiliar en los Viñales/Foto de El Toque
Loading...

Noel Díaz vive feliz por “la cultura e integridad” que reina en su hogar, ubicado en los campos de Viñales, compartido con sus 10 mujeres. El cubano nunca ha podido tener una sola relación, desde muy joven ha tenido unas siete parejas a la vez, y aunque trató de “enseriarse” en su matrimonio, no lo logró, pues padece de una rara enfermedad sexual, denominada priapismo.

“Quise ser el hombre ideal, tener el amor perfecto, pero mi hiperactividad sexual no me lo permitió”, confesó Díaz en un reportaje de eltoque.

NOTICIAS RELACIONADAS: NBC despide a Matt Lauer por “comportamiento sexual inapropiado”

Loading...

El priapismo hace insaciable al cubano, un mal que lo hace permanecer con erecciones a toda hora. Ante el desafío de serle fiel a su esposa, su inminente necesidad sexual lo llevó a tener relaciones con animales, sí, con animales. La presión ante su padecimiento le hizo sincerarse con su esposa, confesando que necesitaba tener a otras mujeres.

Sin remedio

Díaz debía soportar erecciones dolorosamente prolongadas. Cada vez que el campesino vio a un doctor, la respuesta fue la misma: “Tu mal no tiene remedio”. Su condición lo obligó a ser sincero.

Loading...

“Sabes que tengo un problema que no es común. Con ellas trataré de solucionarlo, como hacía antes de casarnos. Pretendo quererlas, admirarlas y respetarlas igual que a ti”, le dijo el hombre a su legítima cónyuge, quien tras dejarlo seis veces, accedió a convivir con otras nueve féminas.

Refugio rural

El apodado “el guajiro” ha hecho un acogedor parque ecológico conocido como La finca del mulato, donde fundó una familia como no existe ninguna en Cuba. Sus mujeres, a todas valoradas y respetadas, son oriundas de distintas provincias. Sus nombres son: Xiomara, Dusnay, Maidelyn, Yojara, Rebeka, Ana Laura, Mariselis, lsabela, Marielis y Débora, quienes se conocen y relacionan “como si nada” y llevan más de una década felices al lado de Noel y sus hijos.

“La mayoría de los hombres desconoce lo que quiere una mujer, pero yo tengo el don de leer los instintos femeninos, de saber dónde y cómo tocar y qué palabras decir para hacerlas felices”, asegura el guajiro.

Ellas están felices

Su mujer más jóven con 24 años, madre de un hijo de cuatro años, Ana Laura, asegura que Noel solo la ha llevado por buen camino con sus consejos y experiencia.

“Mientras estuve viéndolo, sin ser aún su mujer, dudaba de cómo podía llevar tantas relaciones, pero una vez dentro me sobraron las razones para entender”. Explica con que “una vez que lo conoces no quieres dejarlo jamás. Mi familia lo rechazó hasta que vieron cómo era y ahora lo quieren tanto como a mí. Se ganó el cariño y el respeto de todos”.

El cubano asegura que su hogar es respetuoso de la moral y las buenas costumbres, manteniendo el pudor ante sus hijos. Díaz está convencido que pocos hogares cubanos gozan de la integridad que existen en el suyo.

Se repite la historia

Noel enfatizó que nunca ha tenido que tocar la puerta de nadie para alimentar a sus hijos. No quiere para ellos una infancia dura como la suya, así que los educa “para que no se llenen de riquezas por fuera y olviden los valores de adentro. Para que sepan dar paz y andar con orgullo”.

Mientras tanto, la maestra de uno de sus hijos vive alarmada porque el niño de siete años posee la misma extraña condición eréctil que su padre. La historia parece repetirse, el priapismo se mantiene en familia, y de seguro, se mantendrán ciertas costumbres de convivencia multifamiliares.

Redacción Cubanos Por El Mundo

Written by Karelis García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Honduras sigue a la espera de quien será su próximo presidente

Radio Martí

Radio Martí tiene una nueva frecuencia de transmisión a Cuba