in ,

Baja participación electoral: La conciencia de los cubanos podría estar despertando

Cubanos ven la lista de electores en una circunscripción
Cubanos desconocen por quienes votaron. Lo hicieron "por cumplir". Foto archivo

Los resultados de la más recientes consulta municipal quedó a la vista. Las últimas elecciones lograron un récord de las más baja votación desde que el fallecido Fidel Castro se hizo con el poder. Un 86 por ciento de asistencia a las urnas anunció el Régimen en un primer momento, que luego, tras las críticas en medios locales por el abstencionismo, elevó a 89 por ciento. En cualquier caso, es evidente que algo está cambiando y podría ser, la conciencia del cubano.

Según información de agencias, Manuel Cuesta Morúa, opositor miembro del movimiento #Otro18, explicó que existen una serie de variables que están cambiando el pensamiento de los cubanos, que ahora ha comenzado a dar indicios de pluralidad y deseos de cambio. Cree que desde que se flexibilizó la ley migratoria que permitió la salida de cubanos al exterior, muchos isleños descubrieron otras realidades.

«Con la eliminación del permiso de salida la gente empezó a viajar, a ver otros mundos y eso influyó en la relación de la gente con el poder. El modelo de representación en Cuba ya no coincide con la realidad social».

NOTICIAS RELACIONADAS:Balance de unas selecciones que no significan nada

La participación en los comicios generales de 2013 fue del 90,8% frente al 96,8% de las anteriores, en 2008, según datos oficiales.

El cambio motiva

Cuesta Morúa aseguró que la presencia de candidatos independientes evidenció mayor participación en las asambleas, lo que significa que la idea de cambio y de relevar el poder sigue presente entre la sociedad cubana pese a más de medio siglo de sometimientos.

«Hubo más participación en las asambleas donde concurrieron candidatos independientes porque la gente fue conociendo la existencia de voces alternativas, pero la represión que sufrieron esos candidatos desanimó a la gente a apoyarlos».

El activista cree que lo anterior, sumado a que es la primera elección realizada sin Fidel Castro, socavó mucho el accionar electoral en esta ocasión, en las que ya no existen líderes carismáticos a los cuales seguir o cumplir.

Carlos Alzugaray, exdiplomático, consideró que «probablemente la bajada en la participación tiene que ver con que el país requiere un cambio en la Ley Electoral y la forma de organizar las elecciones», algo que se anunció y no se materializó».

RECOMENDADO: Una farsa de elecciones, a la sombra del sucesor de Castro

Independencia laboral

Según consideraciones del activista de #Otro18, la ampliación de las oportunidades de empleo independiente en la Isla, conocido popularmente como el cuentapropismo, influyó directamente en el desinterés de muchos cubanos ante las elecciones. La convicción de que el proceso electoral no les dará nada nuevo, sumado a que ya no dependen de un empleo estatal para comer, conspiró para que más de uno se quedara en casa.

«El cuentapropismo influye, el estómago no guarda relación con el poder ahora mismo».

Para Alzugaray las cifras de las municipales «no encienden todas las alarmas ahora», pero obligarán a las autoridades a estudiar si se replica el fenómeno en las provinciales y nacionales, aún sin fecha.

Este resultado electoral podría ser la luz al final del túnel, una esperanza de que la sociedad cubana está despertando, está sumando voces y uniéndose para ser libres de sus propios esquemas, que hicieron suyos en más de 50 años de adoctrinamiento, pero que en realidad, son las verdades de un Régimen egoísta y opresor. Lo único que sí es suyo, que siempre lo fue, es la libertad.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Berta Soler cuando fue detenida este domingo/Foto Diario De Cuba

Al menos 33 Damas de Blanco fueron reprimidas por el Régimen este domingo

Casi 5 mil detenciones a opositores llevó a cabo el régimen cubano en 2017