in ,

Líderes mundiales abogan por una negociación antes de declarar a Jerusalén, capital de Israel

Donald Trump visita Jerusalén/Captura de pantalla
Loading...

Un número importante de líderes mundiales abogan porque exista una negociación entre las partes en conflicto, antes de declarar a Jerusalén capital de Israel. Estas posiciones se contraponen a la actuación del presidente Donald Trump, quien anunció que reubicaría la embajada de Washington de Tel Aviv en Jerusalén, para declarar a esta última capital israelí. Según información de Noticieros Televisa.

“El presidente dirá que Estados Unidos reconoce a Jerusalén como la capital”, dijo el martes un vocero del presidente en una conferencia telefónica con periodistas.

Según se conoció el presidente Donald Trump comunicó al rey Abdalá II de Jordania, al presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, y al presidente palestino, Mahmud Abás, su intención de trasladar de Tel Aviv a Jerusalén, la embajada estadounidense, decisión que puede ser anunciada este mismo miércoles.

Loading...

La decisión obedece a la importancia histórica de esta ciudad para los judíos y porque en ella se encuentran las sedes de la mayoría de instituciones gubernamentales de Israel, que según detalló que tomará algún tiempo por temas de seguridad y logística.

Líderes se pronuncian

La posibilidad de que ocurra lo que aseguró el vocero presidencial de Trump, encendió las alarmas mundiales y generó la rápida reacción de muchos líderes y mandatarios en el mundo.

Nickolay Mladenov, enviado especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para Oriente Medio, aseguró “El futuro de Jerusalén es algo que debe negociarse con Israel y los palestinos en negociaciones directas, uno al lado del otro”.

Loading...

China expresó su preocupación ante una posible “agravamiento” de la situación en Oriente Medio causado por el inminente anuncio por parte de Estados Unidos del traslado de su embajada en Israel a Jerusalén.

Geng Shuang, portavoz chino del ministerio de Exteriores, “Estamos preocupados por un posible agravamiento de la situación”.

Hasta el Vaticano respondió a la osadía de Donald Trump. El papa Francisco expresó su preocupación y pidió que se respete el estatus actual de Jerusalén.

“Mi pensamiento va a Jerusalén. No puedo callar mi profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días”, expresó Francisco en el aula Pablo VI del Vaticano, en una declaración en la que no citó directamente el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre Jerusalén“.

El ayatolá Ali Jamenei, la máxima autoridad de Irán, calificó como un gesto de debilidad la intención de Estados Unidos.

“Declarar Jerusalén capital de la Palestina ocupada muestra tan sólo la desesperación y la incapacidad de acción (de Estados Unidos Unidos e Israel)”.

Palestina se enciende

La política del mandatario estadounidense es una “extorsión política que podría destruir su capacidad para alcanzar logros en la región”, señalaron las autodenominadas fuerzas palestinas e islámicas.

RECOMENDADO: Primera Ministra Británica critica a Trump por tuits antimusulmanes

Ante la información difundida por medios en todo el mundo sobre la intención de Trump, la comunidad palestina respondió con un llamado a los palestinos en Israel y alrededor del mundo a reunirse en lugares importantes, en sus ciudades, frente a las embajadas y consulados israelíes, para expresar su enojo ante la decisión inconsulta.

El estatus de Jerusalén, junto con los refugiados que vivían en Palestina cuando se fundó Israel y que debieron abandonar la región, es el principal escollo para un acuerdo de paz entre palestinos e israelíes, pues ambos pretenden que la llamada Ciudad Santa sea su capital.

Redacción Cubanos Por El Mundo

Written by Karelis García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Víctimas de “ataques acústicos” en Cuba sufren anomalías cerebrales, según médicos

Nuevos incendios California/Captura de pantalla

Nuevos incendios obligan a evacuar a más de 200,000 personas al sur de California