in ,

Peligra la vida de activista de UNPACU tras 21 días en huelga de hambre

Hospital General Docente Doctor Agustino Neto/Foto de Cubanet
 

El activista Bartolo Campillo Romero, opositor cubano miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), se encuentra en una delicada condición de salud tras permanecer en huelga de hambre por 21 días, desde su detención el pasado 16 de noviembre cometida arbitrariamente por la Seguridad del Estado que lo acusan de “desacato”. Pese a su protesta, lo mantienen en una celda de aislamiento.

Según declaraciones dadas por Rafael Puente Cremé, activista de la organización, a DiarioDeCuba, su compañero pidió comunicarse con miembros de UNPACU. Hace una semana tuvo que ser trasladado de emergencia desde la Prisión Provincial hacia el Hospital Provincial Dr. Agostinho Neto en Guantánamo hasta el hospital.

“Hoy por la mañana recibí una llamada de una trabajadora del Hospital General Docente Doctor Agustino Neto. Él le había pedido que me llamaran para que me comunicaran que lo llevaban para terapia intensiva. La señora me dijo que ella no podía hacer eso, pero por la situación delicada en que lo vio accedió a llamarle, porque ella también tenía un hijo preso”.

Injusticia y abusos

Bartolo fue detenido en el municipio Manuel Tames y trasladado hacia la unidad provincial de delitos contra la Seguridad del Estado, acusado de la presunta comisión de un delito de Desacato. En protesta decidió no ingerir alimentos, actitud que mantiene hasta hoy.

“Bartolo es uno de los miembros de la UNPACU más activos que hay aquí en Guantánamo. Yo quería hacer un llamado de auxilio urgente, a la opinión pública internacional, a la Iglesia, a Amnistía Internacional, a Human Rights, que el Gobierno cubano continúa adelante con sus falsas acusaciones y con la fabricación de delitos para llevar a prisión a los disidentes”, denunció Rafael Puente Cremé.

 

La situación de salud del opositor puede empeorar debido a que hace doce años recibió un disparo de arma de fuego que le hizo un policía de apellido Barzaga, quien trabaja en la unidad municipal de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Manuel Tames y fue uno de los oficiales que lo detuvo el pasado 16 de noviembre. A esto se suma que le falta un riñón, lo cual sí puede tener consecuencias fatales debido a su actual estado de salud. El policía jamás fue acusado por las lesiones que causó con su agresión.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muere José Orlando Padrón, uno de los más importantes empresarios del Tabaco cubano

Petrolera Estatal China demanda a PDVSA por incumplimiento de pago