in ,

Liberan a la presa política Marieta Martínez Aguilera

El horror comenzó para la Dama de Blanco a sus casi 50 años de edad y ahora relata la peor experiencia de su vida

Marieta Martínez Aguilera, activista de UNPACU, declaró conmovida tras ser liberada/Captura de pantalla
Marieta Martínez Aguilera, activista de UNPACU, declaró conmovida tras ser liberada/Captura de pantalla
Loading...

Marieta Martínez Aguilera, activista de UNPACU y ahora expresa política cubana, relató algunos detalles de la peor experiencia de su vida, tras ser liberada de su encarcelamiento en la prisión “La Sufrida”, en Camagüey. La prisión, que sirve de refugio para la inhumanidad, fue su recinto durante los últimos 22 meses. Ahora cuenta su dramática experiencia a través de un video en YouTube.

“Algo que me impresionó mucho fue que cogieron a una interna, le quitaron la ropa y le dieron golpes. Entonces la esposaron de manos y pies, parada en una reja y así estuvo tres días. Eso fue el año pasado, algo que me traumatizó y me enfermé hasta de los nervios. Entonces me manifesté y le mandé mi colcha, le quitaron el castigo a ella, pero me lo pusieron a mí como medida disciplinaria”, recuerda Marieta entre lágrimas.

El horror comenzó para la Dama de Blanco a sus casi 50 años de edad, el pasado 2 de abril de 2016 cuando se dirigía a la heladería Coppelia en La Habana, justo cuando tres compañeras activistas de UNPACU, hacían una protesta pública.

Loading...

Las protestantes eran Jackeline Heredia Morales, Yunet Cairo Reigada y Xiomara de las Mercedes Cruz Miranda. Las cuatro fueron detenidas y trasladadas a los calabozos de la unidad El Vivac, en Calabazar acusadas de “desacato y daños”.

Pesadilla tras las rejas

Al mes, Marieta fue trasladada a la prisión para mujeres El Guatao y a los seis meses a la prisión Granja 5, conocida también como “La Sufrida”, en Camagüey, donde viviría muy duros momentos en manos de los súbditos de una dictadura implacable y perversa.

Loading...

“El colchón te lo dan a las 11:00 de la noche –y lo retiran a las 5:00 de la mañana. No te dejan tener ahí la ropa ni sábana”, explicó al referirse a las celdas de castigo, cuya permanencia es de 10 días, sí y sólo sí, la reclusa no insiste en quejarse o reclamar sus derechos.

“Hubo una muchacha que tenía problemas, entonces las guardias todas le dieron golpes. A ella la trataban los psiquiatras”.

Los dolores sólo se soportan en “La Sufrida”, no se tratan, puesto que no hay medicinas ni atención médica. Una realidad que ha sido denunciada por los familiares de los reclusos en varias cárceles del país.

“Ahí la que tiene un dolor tiene que seguir con él porque nunca hay pastillas. Para el médico pasan meses y no lo ves, pides una duralgina y no hay”.

Denuncias recientes

En días recientes, familiares de Ovidio Martín Castellanos, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), denunciaron que el interno recibió una fuerte golpiza en su lugar de reclusión, la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba.

Otra denuncia fue realizada la semana pasada por la presa política Melkis Faure Hechevarría, castigada por el régimen a 7 años de cárcel por “desacato”, quien denunció vía telefónica que las internas son amenazadas y maltratadas a toda hora, además de no contar con atención médica.

Así como estos casos, son muchos los abusos y maltratos que comete el régimen en contra de la disidencia, cuya única arma es la razón, es tener la valentía para reclamar y exigir lo que es natural, lo que es intrínseco a cada ser humano, la libertad.

Redacción Cubanos Por El Mundo

Written by Karelis García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En el lugar trabajan varias dotaciones de bomberos y un helicóptero hidrante para controlar el incendio.

Explosión en planta de cereales en Argentina deja un muerto y varios heridos

Dajia Davis Davis tiene un canal de YouTube con más de 200 suscriptores donde comparte “covers” de canciones famosas Foto: Captura

Graba un vídeo cantando y su madre la interrumpe con un baile (+Vídeo)