in

Encuentran cómo bloquear el mecanismo que crea adicción a la nicotina

Un grupo de investigadores descubrió que existe un grupo de células cerebrales que responden especialmente a la nicotina

El grupo de científico que realizó la investigación utilizó ratones que habían estado bebiendo agua con nicotina durante seis semanas Foto: referencial
Loading...

Un grupo de investigadores descubrió que existe un grupo de células cerebrales que responden especialmente a la nicotina y que, al ajustar estas neuronas en el cerebro de los ratones, pudieron frenar la adicción en los animales.

Los investigadores centraron su investigación en dos pequeñas regiones de la parte evolutiva más antigua de los cerebros de vertebrados, una de las muchas características cerebrales que compartimos con los ratones, según publicó ScienceAlert.

Se sabía que estas dos regiones interconectadas, la habénula medial y el núcleo interpeduncular (IPN), están involucradas en la dependencia a las drogas. Además, también contienen los receptores a los que se une la nicotina una vez que ingresa al torrente sanguíneo y se cruza con el cerebro.

Loading...

NOTICIAS RELACIONADAS: ¡TIENES QUE VERLO! ¿Qué le ocurre a tus pulmones cuando fumas un cigarrillo?

Lo normal es que cuando el cerebro recibe un golpe de nicotina, la habénula envía una señal al IPN que disminuye los efectos placenteros de la droga, lo que limita la ingesta de nicotina. Sin embargo, una de las características de la adicción es la insensibilidad a la droga y la necesidad de fumar más.

Loading...

De esta forma, sus resultados no solo han resuelto una pieza importante del rompecabezas de la adicción a la nicotina, sino que también podrían llevar a nuevos tratamientos para el problema.

Experimentan con ratones

El grupo de científicos que realizó la investigación utilizó ratones que habían estado bebiendo agua con nicotina durante seis semanas, luego descubrieron que la exposición crónica a la nicotina realmente cambia un grupo de neuronas que denominaron Amigo1.

Estas células liberan dos neurotransmisores diferentes que rompen la señal de la habénula.

Para ver si las neuronas Amigo1 realmente son controladores de la adicción, el equipo jugó con la expresión de uno de los genes que codifican los receptores de nicotina en estas células.

Luego colocaron ratones enganchados a la nicotina en un ambiente donde los animales podían elegir entre pasar el rato en la cámara, donde previamente recibieron el agua con droga u otra área.

Como resultado los ratones cuyas neuronas Amigo1 fueron silenciadas no mostraron una preferencia a la nicotina, mientras que sus familiares adictos seguían regresando a la cámara por más.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Paola Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jóvenes cubanos sienten que trabajar para el Estado es “pérdida de tiempo”

Apple se disculpa por el escándalo de la ralentización de los iPhone