in ,

Sin respuesta muchas interrogantes tras adulteración de medicamentos en BioFarmaCuba

Farmacia en Cuba / Captura de pantalla
Farmacia en Cuba / Captura de pantalla

El pasado 28 de diciembre el periódico Granma publicó informó sobre la desarticulación de una red que adulteraba medicamentos para niños en el municipio de Boyeros, en un laboratorio de la empresa estatal BioFarmaCuba. Ante el hecho sólo se señaló al personal de base involucrado al proceso productivo o de manipulación y transporte de los fármacos, pero nada se supo de las responsabilidades de quienes están encargados de supervisar los procesos ni tampoco respondió a la duda razonable sobre la calidad de los medicamentos distribuidos en la Isla.

“En el caso del referido laboratorio sí se mencionan los chivos expiatorios que suelen acompañar este tipo de noticias en los medios gubernamentales, a saber, una jefa de brigada de la máquina de blisteo, un operario, un jefe de turno y estibadores de la empresa provincial minorista de medicamentos del Este, es decir, solo personal de base”, explica Miriam Celaya en su artículo para Cubanet.

En la nota del medio oficial se asegura que los imputados por el delito recibieron en total sumas de efectivo superiores a 1500 CUC sin ahondar en los diferentes niveles que la red ilegal necesitó para operar.

“Sin dudas, con la prensa oficial cubana sucede como con la lencería fina: resulta mucho más interesante y atractivo lo que se insinúa que lo que se muestra. Porque todo el texto conduce, además, a otras consideraciones de tipo administrativo sobre las que no se comenta absolutamente nada en el Granma, y que deberían implicar efectos penales para otras testas, mucho más elevadas que las de los delincuentillos atrapados en el caso y señalados en el texto de marras”.

Sin supervisión ni control de calidad

Para el delito se necesitó acceso a materia primas, lo que genera una interrogante, ¿quién las facilitó sin el debido control? La existencia de estos fármacos adulterados en las vitrinas de las farmacias también supone nuevos temores para los consumidores de medicamentos, quienes ahora se preguntan, ¿son seguros?.

“Resulta obvio que al menos en el mencionado laboratorio no existe un adecuado control sobre las materias primas, incluyendo las que constituyen un fuerte potencial para el desarrollo de un mercado subterráneo de drogas en Cuba. También se concluye que no se realiza un adecuado control de calidad con un examen aleatorio sistemático y minucioso de los lotes de medicamentos producidos en ese laboratorio, toda vez que salieron impunemente cantidades indeterminadas de placebo hacia la red minorista”.

Chivos expiatorios

Mientras tanto los “chivos expiatorios” ya fueron sancionados y expuestos ante la opinión pública, un esfuerzo del régimen por lavarse la cara en su responsabilidad directa en cada hecho de corrupción y descomposición institucional.

“¿hasta cuándo se seguirá omitiendo la inexcusable responsabilidad de todos los directivos de la industria farmacéutica y otros funcionarios relacionados con ésta, desde los más cercanos al proceso productivo hasta el flamante presidente de BioCubaFarma, señor Eduardo Martínez Díaz y el propio Ministro de Salud Pública, doctor Roberto Morales Ojeda?;¿en verdad alguien se cree que “la preparación del personal, el sentido de pertenencia, los valores éticos y morales y la formación político-ideológica” serán estrategias eficaces para erradicar los delitos que en el artículo son eufemísticamente llamados “hechos extraordinarios?”.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fuegos artificiales generan caos y evacuación en centro comercial Sawgrass Mills

Se queman 1.400 autos en enorme incendio en Gran Bretaña