in ,

El Malecón se cae a pedazos entre huracanes y un régimen indolente

Malecón de La Habana/Captura de pantalla
----- Publicidad ---

El Malecón, el muro de hormigón con más de un siglo de historias, de visitantes, de misterios, podría desaparecer de la costa habanera en los próximos 100 años debido al cambio climático. La fuerza implacable de los huracanes, como Irma en octubre pasado, más la indolencia de quienes ostentan el poder en la Isla desde hace más de 60 años, conspiran en su contra y año tras año, se cae a pedazos, y con él, la moral de su gente.

«El Malecón es la sonrisa de La Habana. El Malecón es el rostro de la ciudad. Alguien llamó a ese gran muro, que ha resultado tan resistente, como un gran diván, como un gran sofá, en el cual las personas se sientan durante la noche a tomar el fresco, a conversar, a mantener diálogo», confesó el historiador de la ciudad de La habana, Eusebio Leal.


Al menos el 70% de las antiguas estructuras que integran el icónico Malecón, están seriamente dañadas y deben ser demolidas parcial o totalmente. Ese porcentaje se traduce en 52 edificios que actualmente están en riesgo de colapso, de los 72 que existen en el área. Hace pocos días se registraron personas fallecidas debido a derrumbes en la zona.

LEA TAMBIÉN: Un informe indica que los edificios en el Malecón de La Habana deben ser demolidos

El deterioro de estas 52 antiguas edificaciones no comenzó ayer ni la semana pasada. No fue Irma quien las dañó y ya, no. La verdad es sencilla, el régimen con más de medio siglo de despilfarro financiero y mala administración, no han dado prioridad a la preservación de la zona. Cuantiosas inversiones se hacen cada año en la zona hotelera asegurando sus ingresos anuales, pero descuidando al Malecón y a las necesidades más elementales de los cubanos. Eso no es nuevo.

Estimaciones para 2100

Según expertos para el año 2100 el cambio climático habrá aumentado un metro en el nivel del mar en algunas zonas del litoral cubano, lo que podría cambiar significativamente la apariencia del paseo costero.

Los expertos cubanos temen que el mágico lugar, sea inimagible dentro de un siglo porque, al ritmo actual, se prevé una subida del nivel del mar de un metro, lo que provocará olas más grandes y posiblemente inundaciones catastróficas.

“A lo largo de los años hemos tratado por todas las vías, yo diría que rabiosamente, de conservar al malecón tradicional”, aseguró Leal.

RECOMENDADO: Vecinos del Malecón de La Habana preocupados por posible desplome de sus edificios

La gravedad del problema se originó en la falta de mantenimiento y rehabilitaciones de las antiguas estructuras. Ante tal abandono, completamente injustificable, urge definir y poner en práctica verdaderas políticas de rescate y preservación de tan valiosa joya histórica y cultura, en la que se deben construir estructuras que rompan las olas y desarrollar obras para la construcción de nuevas edificaciones acordes a las estimaciones climáticas.

Paso de Irma

El área del Malecón estuvo cerrada tres semanas por reparaciones. El paso del huracán Irma arrasó con las ya débiles edificaciones y las hirió de muerte. Desde octubre pasado muchos de los edificios permanecen sin ser intervenidos por las autoridades y lo que es peor, en algunos hay cubanos viviendo al filo de la muerte por no tener vivienda.

“El huracán Irma ocasionó daños verdaderamente irreversibles que nos obligan a demoler varios edificios del Malecón” aseguró Leal.

Su historia

El Malecón se construyó sobre arrecifes de coral y bosques de manglares que alguna vez sirvieron de para amortiguar los efectos del mar. El comienzo de su construcción se remonta a los inicios mismos del siglo XX, en 1901, durante el gobierno provisional norteamericano en la isla.

Su construcción se fue realizando por etapas sucesivas y duró cerca de cincuenta años, extendiéndose a lo largo de siete mil metros de un ancho muro de cemento, que lo convirtió en el lugar de encuentro más visitado de la capital cubana, en el más grande confidente de las alegrías, las penas y las esperanzas secretas que la mayoría de los cubanos aguardan para su país.

Sí el Malecón hablara, estaría prohibido visitarlo, seguro que sí, sí el Malecón hablara.

Redacción Cubanos Por El Mundo

----- Publicidad ---

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rigondeaux cae ante Lomachenko por abandono en el sexto asalto

¿Qué pasará ahora? Guillermo Rigondeaux sin invicto y sin faja mundial

Presidentes de Estados Unidos e Irán.

Trump condena régimen de Rohani por protestas e Irán le manda a ocuparse del hambre en EE.UU