in ,

Hace falta voluntad política para solucionar el problema de vivienda en Cuba

Derrumbes calles La Habana/Captura de pantalla
Loading...

Pese al reconocimiento oficial del déficit de viviendas en Cuba, no existe verdadera voluntad política para solucionar el problema. No la hay. El deterioro progresivo de las estructuras existentes debido a las restricciones para acceder a los materiales de construcción, sumado al crecimiento poblacional y empeorado por el paso del huracán Irma en septiembre pasado, cerró el 2017 con un déficit de casi un millón de viviendas y con alrededor de 90.000 casas con pisos de tierra.

El General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC), destacó “el intenso trabajo de recuperación” desempeñado en Camagüey tras el paso del huracán Irma. La afirmación la hizo en una publicación de Granma este miércoles. En la cobertura, al resumir, se concluye que sólo hay en ejecución 80 casas, de las que 50 fueron patrocinadas por el régimen de Venezuela, denominadas “petrocasas”.

NOTICIAS RELACIONADAS: Régimen admite que sólo ha reconstruido el 22% de las viviendas afectadas por Irma

Loading...

Desde hace casi cuatro meses del paso de Irma, el general informa que pudo constatar, junto al Consejo Popular Lugareño del norte camagüeyano, la ejecución de una treintena de viviendas, mientras que en la ciudad de Nuevitas, también estuvo para ver la construcción de 50 petrocasas. Al leer la nota, parece una broma cuando se contrasta esta cifra, la de 80 casas, con las del déficit habitacional en la Isla que supera el millón.

Las preguntas inevitables

¿A qué juegan? El que menos sepa, sabe contar. ¿Cómo es que luego de tres meses de tener a su pueblo viviendo al filo de la muerte, en casas arruinadas, un general declara muy orgulloso que se construyen 80 casas en Camagüey?

Loading...

¿Dónde está la solución para las miles de familias que siguen en penosa espera? Es exagerado el descaro, como no lo es la crisis de vivienda que sufren los cubanos. Quienes las tienen, las tienen casi encima, y quienes no, viven en asquerosos albergues hacinados, sin dignidad.

Por sí no lo saben señores ministros y militares de la élite, el problema no se solucionó cuando Fidel Castro prometió igualdad y calidad de vida para los pobres, por allá en los años 60, ni tampoco cuando Raúl Castro reconoció el déficit de viviendas el pasado 20 de diciembre.

LEA TAMBIÉN: Nuevas viviendas en La Habana: Peores que los albergues

Hacen falta más que palabras, más que demagogia, para levantar los techos y paredes que necesita nuestra gente, pero sin duda alguna, lo que realmente falta, es voluntad.

Los cubanos cuentan sus pesares. Un jubilado de 71 años que vive en un albergue desde hace 11 años ha perdido la esperanza de vivir como Dios manda. Para él, la falta de atención del régimen aunado a su ineficiencia para construir nuevas viviendas, es lo que hoy los tiene confinados a vivir en esos espacios.

“El descuido y la ineficiencia del Gobierno para construir nuevas viviendas y reparar las ya existentes se puede considerar un crimen. En todos estos años de socialismo suman miles los muertos y mutilados por causa de los derrumbes”, dice el jubilado.

Y sólo por si queda alguna duda de que la escasez de techo es una dramática realidad en la Isla, les dejamos un compendio audiovisual de las denuncias y hechos recientes ocurridos en torno a la problemática.

Testimonios de los damnificados por Irma 

PROTESTAN POR VIVIENDA

Protesta por derrumbe de vivienda el pasado 23 de noviembre 

Muerte tras derrumbe en La Habana

Redacción Cubanos Por El Mundo

Written by Karelis García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

abuso a mujer

Violan a 6 niñas con el consentimiento de su madre: “Mi mamá decía ‘viólenlas’”

sismo en San Francisco

San Francisco es sacudida por un sismo de 4,4 grados