in ,

¡Récord! Cubanos hacen cola hasta por dos semanas para reparar un televisor

Los interesados deben hacer “vigilias” en el Parque Simón Bolívar para mantener la fila

Los listados a la espera de una pieza para reparar sus tv deben asistir a dos pases de lista diarios/Foto de Cubanet
Los listados a la espera de una pieza para reparar sus tv deben asistir a dos pases de lista diarios/Foto de Cubanet

La televisión es uno de los pocos entretenimientos de los cubanos. Por eso, llueve, truene o relampagueé, los dueños de televisores dañados, cuidan su puesto en una larga cola para ser atendidos en el taller de electrónica COPEXTEL, en Holguín. La cola requiere de “vigilias” en el Parque Simón Bolívar, para evitar que extraños roben los puestos ya asignados.

La fila de televisores se aprecia tanto dentro como a la entrada del taller, todos a la espera de una pieza para su reparación, un flyback. La lista de interesados en la reparación ronda las 200 personas. Luego de casi cinco años, la provincia acaba de recibir un reducido número de flybacks que no satisface la acumulada y creciente demanda, dijo a CubaNet un trabajador del taller bajo anonimato.

“Las personas que repararán el televisor al día siguiente harán una guardia nocturna frente al taller sentados en un banco de un parque inhóspito y malamente iluminado. Su misión será proteger la cola de cualquier extraño que intente acercarse para comprar la pieza. Las mujeres cubrirán el turno de la noche y los hombres el de la madrugada” explica Fernando Donate Ochoa, en su publicación.

La recepción del Taller está llena de televisores en cola, al igual que en la parte externa en la entrada/foto de cubanet
La recepción del Taller está llena de televisores en cola, al igual que en la parte externa en la entrada/foto de CubaNet

La cola como sistema

El pase de lista es diario, en los horarios de 7 de la mañana y 5 de la tarde en el parque Simón Bolívar, situado frente al taller. Los ausentes quedan eliminados. La persona que lleva el control de la lista también está en cola.

Uno de los integrantes de la fila, Ernesto, reside en la Macagua, un poblado lejano de la ciudad, le corresponde la guardia desde la medianoche hasta las dos de la madrugada.

“No sé si pueda venir, yo vivo muy lejos”, dice Ernesto. El responsable de la lista le responde que tiene que sacrificarse, si no, la cola se pierde.

Luis Zaldívar, otro de los presentes, pidió permiso en su trabajo para asistir a los dos pases de lista del día. Considera un verdadero sacrificio cumplir con las pautas establecidas en la cola.

“Es un sacrificio venir dos veces al día al pase de lista”, afirma.

Sin garantía

Pese a todas estas dificultades que deben superar los interesados en reparar sus equipos de tv, no tienen ninguna garantía de que al tocarles el turno habrá el repuesto que tanto necesitan. Para colmo de males, en Holguín no hay televisores a la venta desde hace cuatro meses.

Jugándose la única carta que tienen, seguirán reunidos en la plaza, improvisando soluciones a su hambre y a su sed, a la lluvia y al sol, todo por preservar un televisor que les sirva de entretenimiento, aunque sea para seguir escuchando las mentiras del estado, a las que ya están acostumbrados.

Hasta Bolívar parece indignado por lo sucedido, de espalda a tan triste realidad, una realidad que se parece mucho a la que sufre su pueblo en la actualidad, al que también estafaron con una falsa revolución como a los cubanos, pero en su propio nombre, llamándola “república bolivariana” durante el período más pobre y miserable que haya tenido jamás.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cubanos detenidos en frontera con Chile

Detenidos 3 cubanos por intentar ingresar a Chile de manera ilegal

Cazadores cubanos fabrican sus propias municiones

Ante la escasez, cazadores cubanos fabrican sus propias municiones