in ,

Régimen de Maduro usa medicinas cubanas para hacer campaña pese a déficit en la isla

Metronidazol otorgado por médicos cubanos en Venezuela / Créditos: Cubanos por el Mundo
Metronidazol otorgado por médicos cubanos en Venezuela / Créditos: Cubanos por el Mundo

«Buenas tardes. ¿Algún padecimiento en esta familia?» pregunta una mujer entre sus 45 y 50 años de edad, al tocar la puerta del apartamento 11-4 de un edificio en el casco central de la capital del Zulia, Venezuela. Su acento la delata. Proviene de la Mayor de las Antillas y se desplaza en nombre de la misión Barrio Adentro. Junto a ella, cuatro jóvenes con batas blancas, que recorren apartamento por apartamento repitiendo la misma interrogante.

Sin historial médico, ni un examen físico pregunta: «¿Han tenido vómito o diarrea?» a lo que quien redacta estas lineas responde positivo. Acto seguido, entregan una caja de Metronidazol, medicamento utilizado para tratar infecciones del sistema reproductor, tracto gastrointestinal, piel, corazón, huesos, articulaciones, sangre, sistema nervioso y otras áreas del cuerpo, además de ser utilizado para atender enfermedades de transmisión sexual. Su acción consiste en detener el crecimiento de la bacteria, de haberla.

Oscuridad para la casa

Después de la entrega del medicamento no hubo un nuevo intercambio de palabras. Sólo un «hasta luego» para continuar tocando puertas en el edificio, repartiendo antialérgicos, anticonvulsivos y otros medicamentos. No sería un hecho noticioso sin el detalle de la caja entregada. Se trata de medicamentos fabricados en Cuba, distribuidos a sólo dos días de que Nicolás Maduro lanzara su campaña presidencial para la reelección bajo el eslogan «Juntos somos más».

Mientras en Cuba, el Ministerio de Salud Pública ordena un nuevo modelo de receta médica para poder rastrear la distribución de medicamentos, en Venezuela son repartidos casa por casa, sin prescripción médica, a favor de la campaña electoral de Nicolás Maduro. Desde el 2017, las farmacias estatales en Cuba enfrentan un fuerte desabastecimiento, lo que ha forzado a los isleños a buscar sus medicinas a través del mercado negro.

Metronidazol otorgado por médicos cubanos en Venezuela / Créditos: Cubanos por el Mundo
Metronidazol otorgado por médicos cubanos en Venezuela / Créditos: Cubanos por el Mundo

En diciembre de 2017, el régimen de Castro reconoció el déficit de medicamentos que enfrenta la isla, alegando que respondía a la falta de efectivo para poder cumplir con proveedores extranjeros. En ese momento, aseguraron que se reunirían con distribuidores chinos para buscar solventar el problema, ofreciendo medicinas importadas. No obstante, se ha buscado – por lo menos a nivel discursivo- incrementar el control de las farmacias a nivel nacional para afrontar la venta ilegal de medicamentos por parte de algunos farmacéuticos a precios mucho más elevados que los estatales.

Sobre la producción de medicamentos en la isla, Rita María García Almaguer, directora de BioFarmaCuba aseguró que se había estancado precisamente por la falta de insumos. «Al no disponerse de los recursos a tiempo, se detuvo la producción de algunas formas farmacéuticas, que no nos permitió cumplir con el sistema nacional de salud», aseguró.

De lo que no se comenta, es del desvío de medicamentos hacia otros países, evidenciado así en Venezuela. El régimen venezolano difundió la distribución asegurando que se trataba de una jornada de atención para enfrentar «la guerra económica», con el objetivo de atender al menos un millón de venezolanos en todo el país – de una población que ronda los 30 millones de habitantes – a quienes se les entregarán medicamentos para las personas que requieran cirugías, padezcan alguna enfermedad o estén embarazadas. La nota habla del personal cubano, lo que ignora por completo es la procedencia de los medicamentos.

Médicos cubanos repartiendo medicamentos puerta a puerta en Maracaibo - Zulia / Créditos: Cubanos por el Mundo
Médicos cubanos repartiendo medicamentos puerta a puerta en Maracaibo – Zulia / Créditos: Cubanos por el Mundo

Ya en 2017, se había denunciado el «bachaqueo» de medicinas cubanas a Venezuela, país donde la escasez de medicamentos supera el 80 por ciento. Los fármacos ingresaban al país a través de los médicos cubanos que llegaban de misión y cargaban consigo la mercancía. Eran adquiridos en la isla a precios de subsidio y se ofrecían en Venezuela a través del mercado negro, convirtiéndola así en una actividad muy lucrativa.

Maduro por la reelección

La situación política en Venezuela es compleja. Con las convocadas elecciones presidenciales para el 22 de abril, Nicolás Maduro, juega sus cartas para garantizarse la reelección. La oposición venezolana se debate entre participar o no en el proceso electoral, por no tener las garantías necesarias para competir democráticamente.

Eran así estas «garantías electorales» el punto neurálgico de las conversaciones entre gobierno y oposición en República Dominicana, por lo que no se logró refrendar un acuerdo y así darle un cauce a la crisis política, económica y social que enfrenta la nación suramericana.

Mientras tanto, Nicolás Maduro, juega a la campaña presidencial, valiéndose de los recursos del Estado con fines proselitistas. Repitiendo las fórmulas de los «bonos», busca comprar votos en un país cuya inflación anual podría cerrar en 2018 en un 13 mil por ciento.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tanner Broadwell y Nikki Walsh, zarparon el martes, y su bote se hundió el miércoles/Foto de Facebook

¡Lamentable! Pareja vendió todo para vivir en un Velero y se hundió al segundo día

Trabajadoras inmigrantes en Cuba/Captura de pantalla

“Sé compasivo. Uno nunca sabe lo que un inmigrante o un refugiado va a traer”