in ,

Jóvenes cubanos luchan para leer sin libros interesantes y sin Internet

No importa si es en una librería o a través de libros digitales, hay restricciones de índole política que merman el desarrollo del hábito de la lectura en los cubanos

La mal trecha industria del libro cubana ni se acerca a las expectativas del lector. Foto captura
La mal trecha industria del libro cubana ni se acerca a las expectativas del lector. Foto captura
Loading...

La lectura en Cuba es casi que una actividad contrarrevolucionaria. La dictadura dice qué se puede leer y cómo se puede leer. No importa si es en una librería o a través de libros digitales, hay restricciones de índole política que merman el desarrollo del hábito.

Y es que los padres cubanos se preocupan por el mayor uso de la tecnología en los jóvenes que la pasión por la lectura, pero muchos se preguntan: ¿Qué más va a hacer la juventud, si tanto los libros como el Internet está limitado?

En Cuba es tan prohibido el Internet, dado lo costoso del servicio, como los autores de libros que nunca llegan a las librerías, según reporte de Martí Noticias.

Sin libros

Loading...

Eduardo del Llano, laureado escritor, actor y cineasta, aseguró que ahora los jóvenes están más pegados a los teléfonos que a los libros. Pero no los culpa porque reconoce que en la Isla no hay muchas opciones.

“Si hay quienes leen, no hay que generalizar, pero sinceramente es algo que se está quedando resagada. Y la Feria (la XXVII Feria Internacional del Libro realizada recientemente en Cuba), puede que se vendan muchos libros, pero eso no es realmente literatura, es más hojarasca”, expresó del Llano.

Ernesto Núñez, jubilado, manifestó: “un libro sencillo; José Martí, la edad de oro, no se encuentra en las librerías. Hace falta más cuidar las librerías”.

Loading...

DE SU INTERÉS: Hijos de opositores son obligados a comprar libros sobre Fidel Castro

Maggie Rabasa, ama de casa, destacó que hay temas que siguen siendo “secretos” en la historia de Cuba, como el caso del general Arnaldo Ochoa en 1989 y los proyectos de la sociedad civil como Cuba Decide.

“Yo quisiera leer cosas de política, pero creo que es imposible”, señaló Rabasa.

La realidad es que mientras que en el mundo se desarrolla un complejo sistema editorial, en libros, blog, redes sociales y cuanta herramienta para la lectura se hayan creado en aplicaciones; la mal trecha industria del libro cubana ni se acerca a las expectativas del lector.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Dayana Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Eduardo Cardet / Foto: Facebook Movimiento Cristiano Liberación

Partido Popular de España exige liberación de Eduardo Cardet

Digicel roaming / Captura

Digicel se despide de Cuba en abril