in ,

Cubanos sueñan con comprar un carro, pero les es imposible

Denuncian que desde que fueron levantadas las restricciones para la compra de carros, los precios han sido prohibitivos para la mayoría

Carismas de Cuba: Los almendrones
Carismas de Cuba: Los almendrones. Foto referencial
Loading...

Lo que es algo normal en cualquier país del mundo. En Cuba necesita ser autorizado. Se trata de vender un carro entre dos cubanos, intercambio comercial que apenas fue autorizada por el régimen a partir de 2011 y que ahora es inalcanzable por la crisis en la que se encuentra Cuba.

Y es que los cubanos denuncian que comprar un carro se ha vuelto más costoso que comprar una casa puesto que este mercado está fuera del control estatal y la inflación hace de las suyas haciendo imposible para trabajadores privados o estatales alguna adquisición, según reporte de Martí Noticias.

Loading...

El “bondadoso” régimen permitió en 2013 la venta minorista de autos, motos, camionetas y microbuses, tanto nuevos como de segunda mano, pero ahora el mercado automovilístico es controlado por una minoría que mantiene un monopolio sobre las ventas y los precios son prohibitivos.

Antes de la medida, para comprar un auto los cubanos debían contar con la aprobación personal del vicepresidente del país, encargado de entregar un documento conocido como “la carta”.

Loading...

LEA TAMBIÉN: El multimillonario negocio del estado cubano con los carros de renta en Cuba

Opiniones

Eduardo Amaro,  taxista privado en La Habana, explicó que un coche vale más que una casa. A su juicio, los precios se deben a la poca oferta.

“Un apartamento de dos habitaciones cuesta entre 10 mil y 15 mil dólares y un coche bueno no baja de los 25 mil o 30 mil dólares. No hay vehículos de venta de primera y segunda mano. Lo que hay es reventa de lo que ya está en circulación “, detalló Amaro.

Adrián del Sol, albañil de Villa Clara, explicó que para él no es más que un sueño.

“Vamos a poner el ejemplo, un Moscovich (cuesta) 8 mil, 10 mil dólares y puede costar hasta 13 mil dólares. Eso es algo imposible para un cubano normal”, sentenció del Sol.

Sin importar cómo trabajes: con el estado o como cuentapropista, la incapacidad para comprar un auto a esos precios es para todos igual.

“Si soñaría yo con tener un carro algún día, pero viéndolo desde ese punto de vista me sería imposible”, agregó.

Comparación

En el sitio Revolico, que se dedica a las ventas online, -por ejemplo-, un auto marca Pegueot 307 está a la venta en 80 mil CUC y un Chevrolet de 1939 cuesta 72 mil CUC.

Mientras que también en Revolico, una casa de cuatro habitaciones y cuatro baños en La Habana Vieja está publicada a la venta por 65 mil CUC, mientras que una biplanta de tres habitaciones en el municipio de 10 de Octubre cuesta 17 mil CUC.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Dayana Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El término cuentapropistas es un eufemismo del régimen cubano para no usar la palabra privada / Foto: cortesía.

Régimen cubano prepara duras sanciones contra cuentapropistas