in ,

Juez autoriza desconectar soporte vital de bebé aún en contra de sus padres

El hospital programó la polémica acción para este viernes

El bebé Alfie Evans abrazado por su padre Tom Evans/Foto de facebook
El bebé Alfie Evans abrazado por su padre Tom Evans/Foto de facebook

El caso de Alfie Evans conmociona al mundo. Un juez británico autorizó el pasado 20 de febrero que el bebé, de 21 meses, sea desconectado de sus aparatos de soporte vital aún en contra de la voluntad de sus padres, quienes desean trasladarlo a un centro especializado en Italia para realizarle un nuevo tratamiento. Los médicos del Hospital Alder Hey, aseguran que mantenerlo conectado es “cruel, injusto e inhumano”.

«Nadie, repito, nadie en este país me va a quitar a mi hijo (…) Mi hijo tiene dos años y lo han sentenciado a la pena de muerte», enfatizó Tom Evans, padre del infante afectado por una condición neurológica degenerativa que aún no ha podido ser diagnosticada por su rareza. Según información de ACI Prensa.

El dictamen del Tribunal Supremo de Reino Unido que autorizó este miércoles a un grupo de médicos de la ciudad de Liverpool, a desconectar al menor del respirador, fue rechazado tajantemente por sus padres y la comunidad. El hospital programó la polémica acción para este viernes. Los padres están devastados pero no rendidos, y apelarán la decisión.

Estado semi-vegetativo

El pequeño Evans perdió la capacidad de escuchar, ver, oler o responder al tacto debido a la degeneración de su cerebro. En vista del cuadro, los especialistas a cargo del caso aseguran que los planes de llevarlo a Italia para someterlo a un tratamiento son «irreconciliables con lo que es mejor para él».

“Nuestro objetivo es siempre tratar de llegar a un acuerdo con los padres sobre el plan de atención más apropiado para su hijo. Desafortunadamente, a veces hay situaciones raras como ésta en las que no se puede llegar a un acuerdo y el equipo cree que el tratamiento continuo no es lo mejor para el niño”, explica la directiva del Alder Hey Children’s Hospital.

Los médicos acudieron al tribunal argumentando que los esfuerzos adicionales son inútiles y no son del interés del menor. El juez Anthony Hayden, del Tribunal Supremo, justificó la medida diciendo que el niño “requiere paz, tranquilidad y estabilidad, para que pueda concluir su vida tal como la vivió».

A principios del mes, miles de personas, conocidas como «El ejército de Alfie» (Alfie’s Army), llevaron a cabo diversas movilizaciones en toda la ciudad para que el chico se mantuviese conectado.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada de la Embajada de Estados Unidos en Montenegro

Atacante suicida arroja granada contra embajada de EE.UU en Montenegro

Casa de Odeimy

Régimen le quita su casa como represalia por crímenes cometidos por su hijo