in ,

Constructoras de GAESA pagan más de $2.000 mensuales a obreros indios, pakistaníes y chinos

Al recluta nacional que mejor se le paga en la construcción obtiene como máximo 166 CUC mensuales

Imagen referencial de una construcción en Cuba/Foto de Escambray
Imagen referencial de una construcción en Cuba/Foto de Escambray

Las constructoras Bouygues y Unión de Construcciones Militares (UCM) desembolsillan más de 2.000 dólares mensuales a cada obrero de la construcción, siempre y cuando no sea cubano. Es un privilegio reservado para extranjeros, en una especie de apartheid laboral, que beneficia actualmente a indios, pakistaníes y chinos que llegaron para culminar el hotel Packard que se inaugurará en agosto.

Los proyectos que emplean personal foráneo pertenecen al consorcio militar GAESA, casi todos afectados por el paso del huracán Irma el año pasado, lo que obligó a posponer la apertura de las nuevas instalaciones hoteleras. Los trabajos siguen también a pesar de la creciente tensión política entre la Isla y los Estados Unidos, que incide directamente en la afluencia de visitantes norteamericanos en el país. Según reseña de Diario de Cuba.

NOTICIAS RELACIONADAS: GAESA: el consorcio militar que controla la economía cubana

La explotación de los indios y pakistaníes no es cualquier cosa, “trabajan como burros”, es decir, igual que decenas de obreros cubanos y soldados que cumplen su servicio militar. Sus turnos son de 7.00 am hasta la 1.00 am. Al recluta que mejor se le paga obtiene como máximo 166 CUC mensuales, una discriminación absurda estando en su propio país, donde el estado es quien debería garantizar la protección y defensa de sus trabajadores.

20 veces más

Un joven constructor que cumple el servicio militar general (SMG) en una de las unidades de la empresa Cayo Santa María de la UCM, aseguró que a los asiáticos se les ve masticar una semilla oscura que manchan sus denticiones (mescla de nuez de areca, hoja de betel y tabaco), un estimulante que inhibe el cansancio, aclarando «que el pago de más de 2.000 dólares mensuales es la otra ‘droga’ que los estimula a aumentar su eficiencia en el trabajo», un sueldo 20 veces superior al devengado por el constructor estatal mejor pagado en la Isla.

Según indicó los señalamientos de la prensa internacional al trabajo esclavo al que fueron sometidos los reclutas en las construcciones hoteleras de GAESA incidieron en una mejora salarial reciente, pues según la fuente, las constructoras Bouygues y UCM aumentaron los salarios. Al personal calificado se le paga hasta 4.000 pesos mensuales (166 CUC), y a los no calificados 2.000 pesos (83 CUC)».

La mala retribución a los trabajadores nacionales ha provocado un éxodo hacía el trabajo independiente, donde muchos ven mejores ingresos por su labor. No se trata de que no hayan manos en el país para hacer el trabajo, ni para hacerlo bien, es más un tema de que no es valorado al obrero criollo, que sí se le dieran los salarios que dan a los extranjeros, construirían pirámides como las de Egipto, de ser necesario.

La crisis no es de vivienda

Aquello de que la crisis impide la importación de materia prima para construir sólo aplica para las miles de solicitudes de vivienda hechas por los cubanos que sobreviven hacinados en albergues estatales, o en su propia vivienda, con el peligro inminente de que se les venga la pared o el techo encima. En promedio, alrededor de tres casas se derrumban por día en el país, mientras se levantan y confeccionan imponentes hoteles a cientos de kilómetros.

Las construcciones destinadas para el lucro estatal sí abundan. En el litoral capitalino fue tapiado perimetralmente un espacio localizado en las calles 1ª entre C y D, en el Vedado, donde se abren los hoyos para las cimentaciones de un futuro hotel que será construido con capital chino.

Otro hotel será edificado en los terrenos de béisbol del otrora Vedado Tennis Club (CSO José Antonio Echeverría) e igual propósito se persigue en el terreno aledaño al centro nocturno Johnny Dream (Rio Club), en calle A de la barriada de Miramar, adonde recientemente unas vallas anunciaban la construcción de la nueva embajada de Qatar en Cuba, rótulos ya retirados.

Es así como trabajadores llegan de otras naciones, para ganarse los dólares con una explotación que ni siquiera les es permitida a los cubanos, a quienes además del trabajo extenuante, se le impone ser pobre para siempre, por aquel mito de la “acumulación de la riqueza” que es malo para el pueblo pero no para quienes se gozan el poder.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Corrupción en Cuba

Prensa del régimen culpa al sector privado de la corrupción en la Isla

El sismo ocurrido hace unas horas se sintió con mayor fuerza en la capital, Oaxaca, Guerrero, el Estado de México y Puebla. Foto referencial

Poderoso sismo de 7,9 grados estremece aldeas en Papúa Nueva Guinea