in ,

Viajar fuera de Cuba: El más grande sueño perseguido desde hace medio siglo

Un cubano relata cómo vivió la emoción de subir a un avión por primera vez

Angelo a la espera del despegue/Captura de patalla
Angelo a la espera del despegue/Captura de patalla

Un sueño que esperó décadas para materializarse, y que escaló tres generaciones, al fin fue conquistado por Ángelo. El sueño que no logró su abuelo, ni su padre, él pudo vivirlo: salir de Cuba. Ángelo logró viajar a Barcelona tras ganar una beca, una experiencia que le cambió su forma de ver la vida y el mundo. El cubano relata cómo vivió la emoción de subir a un avión por primera vez, y por primera vez saborear la libertad que por naturaleza es suya, pero que nunca había disfrutado.

“Hasta ahora soy la segunda persona que ha viajado en toda mi familia. Mi abuelo sobretodo era el que más ilusionado estaba, porque viajar fue siempre uno de sueños, y que yo lo hiciera fue para él como un logro, de que bueno no lo hice yo pero lo hizo mi nieto” cuenta el cubano a Martí Noticias, poco antes de subirse al avión.

Sí se trata de un viaje corto o largo, o si sólo es un permiso temporal para salir de Cuba, nada parece importarle a Ángelo, quien está viviendo a plenitud la emoción que segundo a segundo le produce la vivencia. Todos los esfuerzos que necesitó para cumplir su sueño fueron cubiertos, ahora sólo le queda disfrutar.

“Vas a salir, vas a conocer otro mundo, y como todo el mundo es diferente a ti, entonces tú te reafirmas en ese contexto como lo que tú eres y acorde a tu cultura. Para los cubanos es complicado viajar. Es complicado porque si quieres viajar tienes que tener un fondo económico con el que nosotros no contamos”, expresó.

En el avión

El joven confiesa a pocos minutos de abordar su vuelo, que lo único en lo que podía pensar era en el momento del despegue y su reacción, porque teme a las alturas.

“Yo lo único que pienso es en el momento en el que avión vaya a despegar, en mi reacción. A lo mejor vengo y grito a todos en el avión ¡mira, está despegando el avión!, como si ninguno hubiese viajado nunca, no sé. Tengo mi problema con las alturas, para mí es muy emocionante. Lo más cercano que yo he estado en un avión es una montaña rusa. Todavía no me puedo imaginar nada” dijo.

Al cumplir un sueño la mente suele expandirse, dejando lugar para que aparezcan nuevos sueños, más grandes y desafiantes, es lo expresado por Ángelo entre líneas, mostrándose ansioso ante las innumerables posibilidades que se abrieron al mirar otro pedacito del mundo, más allá de la dictadura y sus injusticias.

LEA TAMBIÉN: En 4 años más de 800 mil cubanos viajaron al extranjero, según el régimen

“Se me vinieron tantas cosas a la mente en ese momento, de tantas cosas que yo quiero hacer si lograba viajar, que ya veré”, sentenció el joven, dándose tiempo para pensar cómo regresar a esa dimensión desconocida, inexplorada por la mayoría de cubanos que nunca han salido de la Isla.

Quizá una de sus más profundas reflexiones lo lleve a considerar cómo miles de jóvenes cubanos, en esta y las generaciones anteriores, como la de su abuelo, desperdiciaronn sus vidas en nada más que trabajar para comer gracias a un régimen miserable, que secuestró su libertad de ver el mundo tal y como es. Ahora Ángelo luchara consigo mismo, porque a partir de ahora será más difícil resignarse a que el mundo es Cuba y nada más. Ahora es cuando comienza su lucha por la libertad.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ejército de Liberación Nacional / Cortesía

Colombia: 5 militares muertos y 10 heridos en presunta emboscada del ELN

Condenados dos cubanos en Rusia por ingreso ilegal al país

Autos, casas y miles de dólares, los lujos de funcionarios castristas inmersos en corrupción