in ,

El verdadero precio detrás del éxito deportivo en Cuba

Fidel Castro «vio en el deporte un vehículo para la propaganda de su régimen”

Yasiel Puig cumplió y los Dodgers disputarán un séptimo juego
Yasiel Puig sobrevivió a una travesía en el inframundo mexicano antes de firmar un multimillonario contrato con los Dodgers de Los Ángeles. Foto archivo

¿Cuál es el verdadero precio detrás del éxito deportivo en Cuba? Una vida de dedicación y sacrificio para el realce de una revolución decadente y fracasada.

Dayron Robles, atleta cubano especializado en la prueba 110 metros vallas, trascendió en su carrera deportiva porque en 2013 renunció al equipo cubano y comenzó a correr por otro país debido a que “el INDER se quedaba con una parte del dinero que ganaba en las competencias internacionales”.

No es de extrañar cuando ese es el convenio que firma el régimen al enviar de misión a los médicos y profesionales de la salud a los más de 65 países en los que se encuentran.

Los cubanos profesionales trabajan y el régimen cobra. En este caso los deportistas ganan competencias y el castrismo obtiene las ganancias, que además los usa para propaganda.

Sin lugar a dudas, deportistas y artistas cubanos se exponen a dos realidades: la explotación de su talento por el régimen que distribuye la pobreza entre todos los cubanos, o el exilio con la etiqueta de “traidor a la patria”.

Anhelos

Si se atreven a desear calidad de vida, participar en las ligas profesionales o en las grandes tarimas internacionales; deseo intrínseco en el crecimiento personal y la competitividad de cualquier disciplina, son unos traidores.

Y es que no hay una tercera vía, puesto que Fidel Castro «vio en el deporte un vehículo para la propaganda de su régimen”, como afirma Roberto González Echevarría, un cubano que enseña literatura en Yale University y autor El orgullo de La Habana: La historia del béisbol cubano.

La propaganda servía para que, en medio de la peor crisis, los cubanos creyeran que no todo estaba mal y que las victorias deportivas en el extranjero podían sustituir los innumerables sin sabores cotidianos.

No en vano la cubana Mireya Luis, triple campeona olímpica de voleibol e integrante de la mítica selección cubana bautizada como las “Morenas del Caribe“, declaró a CubaDebate que “en muchos momentos o durante ese periodo (de crisis), las victorias contribuían a la felicidad de las personas, e incentivaron a la gente a no perder las ganas de seguir luchando”.

Explotación

Con esa explotación del talento, Cuba ha ganado 72 medallas olímpicas de oro entre 1972 y el 2016, luego de no ganar ninguna entre 1908 y 1968.

Con esa etiqueta de “traidor de la patria”, Cuba ha perdido a cientos de beisbolistas, jugadoras de voleibol, corredores, pesistas, luchadores y profesionales; sin contar a los demás artistas que de lejos le dan la honra a su país, pero que su país no les proveyó la calidad de vida que se merecían.

La deportista Luis, reconoce que “en lo económico” los deportistas “no tenían nada”, pero condena a aquellos cubanos que “buscan mayor ganancia o mejor modo de vida, aun cuando en Cuba, no les haya faltado nada”.

DESTACADA: ¡Qué cara más dura! Gobierno de Cuba acusa a las Ligas Mayores de Béisbol de Estados Unidos de ‘guerra no convencional’

La califica como una “generación que busca el mundo comercializado, los patrocinios”, la calidad de vida.

Y es que sin lugar a duda unos se niegan a invertir su talento en una revolución que luego de 60 años no ha retribuido en nada su calidad de vida.

¿Revolución o vida?

Unos literalmente se lanzan al agua y logran iniciar una carrera fuera de la Isla, exponiéndose a los riesgos de resultar siendo víctimas del tráfico de talento.

En el 2014, una demanda reveló como el bateador cubano Yasiel Puig sobrevivió a una travesía en el inframundo mexicano antes de firmar un multimillonario contrato con los Dodgers de Los Ángeles. Y en noviembre, fiscales federales detallaron la dura vida en las casas de seguridad en México, donde los coyotes amenazaban con dispararle a los jugadores «secuestrados» si estos trataban de escapar.

Se conoce que al menos 25 jugadores cubanos han sido llevados a Estados Unidos por traficantes desde el 2004 y han tenido que pagar a los ‘coyotes’ más de 11,4 millones de dólares de sus salarios según documentos judiciales provenientes de más de una docena de investigaciones, en un trabajo de CNN en español.

Otros menos acontecidos son descubiertos por cazatalentos y con ello alcanzan su gran sueño de prosperidad, al tiempo que irremediablemente son satanizados por la revolución.

Y no es que el tráfico de personas no exista, ni deba apoyarse, sino que, no todo lo que rodea la industria del deporte y el arte es contra revolucionario, y más bien se basa en la anhelada sobrevivencia del que posee el talento.

Libertad

Históricamente han transcendido cualquier cantidad de abandono de los cargos deportivos. Las fugas son organizadas desde el exterior con apoyo en redes internas que entran en contacto con los deportistas y coordinan las salidas, la mayor parte de las cuales se realizan en lanchas rápidas provenientes de Miami.

Otra parte de los que abandonan el deporte para su país lo hacen durante sus viajes al exterior, escapando del hotel, el aeropuerto e incluso se han dado casos espectaculares en los que el deportista sale huyendo del campo en medio del juego.

NOTA RELACIONADA: Los hermanos Gourriel abandonan equipo cubano en República Dominicana

Los más recientes y sonados fueron los hermanos Gourriel. Yulieski un destacado tercera base, el mejor jugador en Cuba en 2006 y su hermano Lourdes, también destacado jardinero beisbolista.

Ambos abandonaron el hotel en febrero de 2016 después de competir en la Serie del Caribe en la República Dominicana.

González Echevarría asegura que muchos jugadores cubanos como Omar Linares, Orestes Kindelán, Germán Mesa; que pudieron haber brillado en las Grandes Ligas, pasaron su vida deportiva en Cuba, ganando muy poco dinero y no llegando a saber lo bueno que eran.

Cientos de deportistas, artistas y profesionales apostaron su esfuerzo y dedicación a una revolución infructuosa y hoy sus hijos, también talentosos se niegan a morir de mengua y sacrificio en la Isla.

Redacción Cubanos por el Mundo

 

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Michelle Obama y Parker Curry

Michell Obama baila con una niña de dos años (+Vídeo)

Imagen referencial de archivo.

Orangután que fuma causa polémica en las redes (VIDEO)