in ,

Cubanas aterradas y desinteresadas ante el Paro Internacional de Mujeres

El Día Internacional de la Mujer ha sido tomado como una bandera de lucha, iniciativas que están prohibidas en Cuba

Las cubanas por su parte viven en una realidad muy diferente a las polacas que iniciaron el movimiento de protesta que se cumple este año por segunda vez. Foto archivo
Las cubanas por su parte viven en una realidad muy diferente a las polacas que iniciaron el movimiento de protesta que se cumple este año por segunda vez. Foto archivo
Loading...

Si los derechos humanos y civiles están vulnerados a todo nivel en Cuba, ¿qué quedará para aquellas Mujeres que se atrevan a exigir algunos derechos particulares? La represión del régimen le impide a muchas desarrollarse y a otras hasta soñar.

Hoy cuando se conmemora un año más del Día Internacional de la Mujer, las mujeres del mundo se autoconvocaron a un paro mundial para reclamar equidad en el mercado de trabajo, conquista de derechos laborales, rechazo a feminicidios y aborto legal.

Las cubanas por su parte viven en una realidad muy diferente a las polacas que iniciaron el movimiento de protesta que se cumple este año por segunda vez, según reporte de Havana Time.

Loading...

Y es que en Cuba la palabra paro, está prohibida, la equidad en el trabajo es inexistente muchas veces porque la discriminación ideológica se impone y además el aborto es legal.

Loading...

Lo único que quizá se atrevan a rechazar es el abuso, la violencia y los feminicidios; que trastoca bastante su realidad en la cual es difícil luchar.

Testimonios

Migdalia ex enfermera cubana, tiene 73 y no sabe que se convocó un Paro Internacional de Mujeres para el 8 de marzo con el fin de visibilizar el importante trabajo que realizan las mujeres, que la mayoría de las veces no es retribuido, y que ni siquiera las féminas le dan su justo valor.

Ella como muchas se queda en las efímeras y vacías felicitaciones del día y no ve la oportunidad de lucha. No tiene que ver con la edad, aunque aclara la iniciativa “debe ser en internet, porque si es algo que ocurre en la vida real, enseguida se corre la bola”.

NOTA RELACIONADA: Hasta el desmayo golpean a mujeres disidentes en Cuba

Nuria, funcionaria de una empresa de perfumería, aleta que lo del paro le puede costar muy caro a quien ose acatarlo.

“Aquí no se hacen huelgas, así que es muy difícil, porque ¿cómo tú justificas el día si de arriba no han convocado a nada? Eso no es legal, si no, ya lo hubieran informado”.

La protesta convocada se trata de detener el trabajo de las mujeres por una hora, pero gubernamentalmente, Cuba no se pronunció sobre eso dado que sería darle algún tipo de libertad al pueblo.

“En otros países, quizá no es malo hacer paro, pero aquí todo es diferente. Yo estoy muy de acuerdo con el Paro, pero me puedo buscar problemas serios si lo hago, no tanto porque me descuenten el día, sino porque no está bien visto. Si la FMC lo manda a hacer es distinto”, sentencia Nuria.

Distribución de pobreza

En el mundo sólo por ser mujer ya se gana menos, pero en Cuba la pobreza es muy bien distribuida.

“Mija, aquí la protesta tiene que ser por mejorar el salario que no sirve pa’ ná. Aquí estamos parejos en la miseria”, señala Gloria, una trabajadora de un centro de elaboración de alimentos.

“Mira, lo otro es que mejoren las íntimas, que tampoco sirven pa’ ná”, haciendo referencia a las almohadillas sanitarias.

Y es que el tema de la igualdad de salarios se diluye entre tanta pobreza equitativa, llevando a las mujeres a pensar en temas mucho más elementales: su comodidad.

DESTACADA: Ivonne, un proyecto independiente para ayudar a las mujeres maltratadas

Dagmara tiene 20 años y ya lleva dos sin estudiar ni trabajar debido a que no obtuvo apoyo legal para combatir el acoso de dos profesores. Ella bien podría luchar, pero justifica su situación: “Los hombres siempre van a halagar a las mujeres, eso es normal, lo que algunos se pasan y son tremendos descaraos”.

Allí, a los 20 años sale a relucir el machismo en el que son criadas las mujeres cubanas,

A eso Ofelia, le añade: “lo que hay que hacer es leer la Biblia, ahí está escrito clarito, Pablo dijo porque el varón no es de la mujer, sino la mujer del varón”.

En un instante de segundo justifica el abuso y la violencia, sin recordar el amor del Dios que inspiró la Biblia.

Otros abusos se pueden pelear en Cuba, pero no hay nadie quien lo haga.

Margarita, una madre que mintió para que su hijo no pagara servicio militar obligatorio, no está dispuesta a obtener eso como un derecho.

“¿Eso de la protesta, de reunir a varias madres y empezar a pelear? No, no te confundas, lo que hice fue por mi hijo, que cada cual luche a su manera. Conmigo no cuenten pa’ eso”.

¿Quién puede convencer a las mujeres cubas que el Día de la Mujer es para otra cosa? Que es para más que mensajitos de texto.

Desinterés

La verdad es que para muchas es un día de fiesta y por ello hay pachanga.

Desconocen que casi 150 mujeres jóvenes murieron quemadas, asfixiadas en EE.UU hace muchos años un mes de marzo, porque el dueño de la fábrica textil cerraba las puertas con llave y ellas quedaron expuestas a un incendio; y de allí nace la celebración de la fecha.

Esas mismas no saben qué piden las Damas de Blanco cuando salen a la calle.

A las cubanas, al parecer, no les interesa o no quieren pensar en derechos, están cómodas con lo que han aprendido.

Lejos de mejorar la situación de las mujeres lo que repite la FMC y el discurso oficial es que todo está ok con las mujeres cubanas desde 1959.

Ellas solo sirven para ensalzar la labor de la revolución y ver en el noticiero nacional alguna candidata a diputada que es teniente coronel del MININT.

La revolución se hace de la vista gorda cuando las víctimas de violencia familiar denuncian y luego no tienen un lugar seguro donde permanecer lejos de su agresor, y este muchas veces solo debe pagar multas irrisorias.

Sale de la cárcel directo a su casa a seguir golpeando y maltratando.

Eso y el hecho de que sin importar que sean mujeres, los que protestan son maltratados por pensar distinto; es una vergüenza que acompaña a las cubanas aunque algunas vivan otra realidad y otras prefieran no quieran.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Dayana Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El escritor cubano Leonardo Padura se encuentra plenamente satisfecho de vivir en su tierra natal | CPEM

Cambio político de EE.UU con Cuba ha “jodido a los cubanos” según Padura

Alejandra Guzmán

Imagénes de Alejandra Guzmán en traje de baño causan polémica