in

Otro santiaguero cerca de ser Grandes Ligas con Baltimore

Néstor Cortés
Néstor Cortés Foto: Zimbio

Néstor Cortés fue elegido en el Draft de la Regla 5 por los Orioles de Baltimore. Si no ocurre una sorpresa, Cortés estará en el roster para el Opening Day del 2018.

A pesar de que en el sistio Basseball-Reference dice que Cortés nació en Hialeah, Florida, no es así. El joven llegó a los siete meses a Estados Unidos desde Cuba, luego de que su padre se sacara la lotería de visas. En 2013 con solo 18 años fue elegido en la ronda 36 del Draft Amateur por los Yankees de Nueva York.

Un nuevo rumbo

El pasado 14 de diciembre, Cortes fue tomado por los Orioles de Baltimore en el Draft de Regla 5, un draft que se realiza para tomar a los prospectos que no están dentro del roster de 40 de las organizaciones

El pelotero cubano expresó en una entrevista a los medios deportivos que significa mucho para él que lo consideren para estar en el roster el día inaugural.

Lo veo como un logro porque durante 5 años he tratado de luchar por ser mejor y sobresalir entre tantos pitchers que hay en las menores.

Detalló que ha sacrificado mucho para llegar a donde está y esta agradecido con los Yankees por creer en él la primera vez.

Mi próxima meta es quedarme con el equipo de los Orioles en el roster de 25. Quiero mantenerme, que me consideren y vean que me puedo quedar.

En la temporada de invierno pasada probó suerte en República Dominicana con las Estrellas Orientales, posteando 2-1, 1.25 de efectividad (ERA). En cinco temporadas en las Menores tiene marca de 25-14, 2.08 de ERA, 324 innings y 344 ponches, WHIP de 1.00 y average oponente de 209. Próximo destino de ese vuelo: MLB.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una usuaria tratando de utilizar la aplicación Transfermóvil

Transfermóvil llega a Camagüey pero no de la mejor manera

En el zoológico hay animales longevos, sin ganas ni fuerza para procrear. Foto Juventud Rebelde

En el zoológico Sancti Spíritus se instauró la revolución