in ,

Padres cubanos rechazan canciones de ‘Bad Bunny’ en las escuelas

La moral del régimen y su actitud totalitaria siembra en los niños, desde las escuelas primarias, la doctrina comunista de la misma forma que las canciones de Bad Bunny

Secundaria Básica Desembarco del Granma, en Arroyo Naranjo, La Habana. (J. E. RODRÍGUEZ)
Secundaria Básica Desembarco del Granma, en Arroyo Naranjo, La Habana. (J. E. RODRÍGUEZ)
Loading...

¿Las canciones de Bad Bunny se pueden “asimilar sanamente”? Según los profesores de las escuelas cubanas sí.

Esa es la justificación que usan los educadores para permitir que los trap con contenido sexual más explícito que han existido en la historia musical, cierren el aniversario 57 de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM).

Irónicamente, la OPJM, institución subordinada a la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y destinada al adoctrinamiento político de los niños y jóvenes, dedicó este aniversario a Fidel Castro y a Ernesto Che Guevara; mientras que los jóvenes esperaban el final del acto para “perrear” al ritmo del conejo malo.

Loading...

Rosa Olga Otero, representante de una joven que estudia noveno grado en la Secundaria Básica Desembarco del Granma, en Arroyo Naranjo, se resignó al ver “perrear” a su hija rodeada de cuatro compañeros de aula, según reporte de Diario de Cuba.

“Este país cada día se vuelve más loco. Cuál es el sentido de prohibir una canción en la radio, si en las escuelas y bajo la complicidad de directivos y profesores se usan canciones que incitan a peores cosas que tener sexo en público”, añadió.

LEA TAMBIÉN: Repasadores: remedio de padres cubanos ante decadencia de la educación en Guantánamo

Loading...

La mujer expresa el sentir de los padres cubanos que no entendieron la moral del régimen cuando meses atrás, censuraron la canción “Felices los cuatro”, de Maluma de emisoras de radio oficiales, bajo la premisa de que incitaba a tener sexo en grupo.

Cuestionamientos

Reina Isabel Estrada, madre de un alumno de la Secundaria República de Paraguay, recordó que el Ministerio de Educación prohíbe utilizar en las escuelas determinado tipo de música y canciones, pero “es más de lo mismo, llover sobre mojado”.

“Los directivos de las escuelas pasan por alto las regulaciones. Prohíben a los alumnos utilizar celulares y les exigen llevar correctamente el uniforme; en cambio, permiten este tipo de canciones”, criticó Estrada.

La flexibilidad de los profesores parece producto de la apreciación que una maestra de la Secundaria Básica José Luis Arruñada, en Nuevo Vedado, revela pidiendo no ser identificada.

“Los adolescentes también necesitan divertirse. Después de tres horas del acto político-ideológico, esos muchachos lo que se quieren es desconectar”, añadió.

Mientras la voz del conejo malo sonaba por los aires diciendo que “las putas, lo envidiosos y el dinero le llueven”, esta profesora justifica: “A ellos les gusta esa música, la llevan en sus celulares y la asimilan sanamente”.

Coherencia

Serafín Collazo, oftalmólogo, opina al respecto que peor que la canción y su prohibición en la radio, es la contradicción de lo que se permite en las escuelas estatales y lo que divulgan los medios de comunicación.

“Lo que alarma no es ver ‘perrear’ a nuestros hijos, sino que el régimen lo permite y además lo asume como un simple caso aislado”, señaló Collazo.

Hernán Caraballo Prieto, sastre y vecino de Habana Vieja, asegura que la familia no decide sobre la educación de los niños.

RECOMENDADA: A juicio padres cubanos por negarse a enviar sus hijos a una escuela estatal

Y es que si el régimen no permite opinar sobre la doctrina que reciben los niños en las escuelas, menos va a aceptar sugerencias sobre las canciones que se usan en las reuniones.

“A las familias se les exige y nada más nada. Nos exigen involucrarnos más con nuestros hijos en su vida escolar, pero sin que eso suponga que la familia pueda decidir cuántas raciones de contenido ideológico nos gustaría que recibieran”, señaló Caraballo Prieto.

Por esa actitud totalitaria es que, tal como la doctrina comunista, los niños escuchan a Bad Bunny, desde las escuelas primarias.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Dayana Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pedro Manuel González Reinoso e Ileana Álvarez

Seguridad del Estado impide a dos periodistas independientes viajar a Panamá

Donald Trump y Raúl Castro

La Casa Blanca lo ratifica: “Trump no le dará la mano a Raúl Castro en Perú”