in ,

“Raúl Castro se va de la presidencia sin ejecutar cambios reales por cobardía”

Desde que asumió el poder reconoció la necesidad de cambios económicos pero no los ejecutó

Rodiles afirma que el final del régimen castrista está cerca Castro / Foto: Cortesía
Raúl Castro/ Foto: Cortesía

Las tímidas intenciones que llevaron a Raúl Castro a introducir leves reformas económicas luego de fallecido su hermano Fidel, no son ni serán suficientes para enmendar los daños acarreados a la nación por 58 años de centralismo mediocre y atraso gubernamental. Analistas aseguran que el heredero deja la presidencia sin haber protagonizado ningún cambio importante evitando se le atribuya el colapso del socialismo.

Así lo explica a Diario de Cuba, Pedro Campos, exdiplomático y analista, para quien Raúl Castro no fue capaz de tomar ningún riesgo, ante lo cual prefirió lavar la cara de un régimen cansado y desgastado con un liderazgo más fresco y renovado representado en la figura de Miguel Díaz Canel, aunque igualmente subordinado a su mando.

“Primero que todo por cobardía. Él tenía poder y consenso para hacer un cambio real y lo evadió. Él sabía que la economía cubana era un desastre, conocía lo que heredó del hermano y no quiso quedar como responsable de lo que vendría después”, señala Campos.

Relevo de cargo

La mayoría de los analistas y expertos coinciden en que el relevo de cargo presidencial fijado para los próximos días en Cuba, no es un relevo de mando sino sólo de cargo.

Omar López Montenegro, director de Derecho Humanos de la Fundación Nacional Cubano Americana, está convencido de que “Raúl Castro sigue manteniendo el poder en Cuba. La maniobra de relevo en el Consejo de Estado es más bien dirigida a la opinión pública internacional, en un intento de lavar la cara del régimen”.

LEA TAMBIÉN: Reformas económicas están lejos de promover el emprendimiento en Cuba

Mientras que para Lartiza Diversent, abogada, directora del Centro de Información Legal (Cubalex), el relevo de mando sólo busca aliviar a Castro de su labor internacional y mediática, que a su avanzada edad le resulta incómoda.

“No creo que la cúpula del régimen esté buscando relevo ni dar paso a nuevas generaciones. A Raúl Castro simplemente le molesta asumir las responsabilidades internacionales que implica ser jefe de Estado. Su lenguaje corporal, por ejemplo, en la Cumbre de Panamá, o durante la visita de Obama a La Habana, revela que no le gustan las cámaras ni los periodistas”, afirma.

Despedida

Carlos Alberto Montaner, periodista y escritor, asegura que pese a su cobardía, Raúl es menos irresponsable que su desaparecido hermano.

«Porque es menos irresponsable que Fidel y quiere legarle a su familia y amigos un sistema capaz de prorrogar la autoridad. No lo conseguirá, pero lo busca».

A criterio de Campos, Raúl Castro intento implementar mejoras pero que ante la complejidad existente prefirió mantenerse neutral por no estar dispuesto a salir del poder asumiendo el debacle del sistema que ya venía en declive al morir su hermano.

“Él puede asumir que hizo el intento de arreglar el fenómeno, pero por ser fiel a su hermano, no quiso avanzar ni arriesgar más. Se convenció de que él no puede arreglar el entuerto. Nunca presentó batalla de verdad”, aseveró.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Luis Alfredo González Hernández el artista que devoró a un hombre y usó su sangre para pintar

Capturado un «artista» que se comió el cuerpo de su víctima y pintó cuadros con su sangre

Encontro com Fidel Castro no Palácio da Revolução.

Cuba asegura que encarcelamiento de Lula es para evitar su llegada a la presidencia