in ,

La Iglesia Católica cubana se “revitaliza” gracias al apoyo de cubanos exiliados

Iglesia Católica Cubana
Iglesia Católica Cubana/Foto archivo
Loading...

La Iglesia Católica cubana no está sola. Desde el exilio, empresarios cubanoamericanos están contribuyendo al fortalecimiento de las parroquias, así como al desarrollo de programas de entrenamiento empresarial, paso obligado para la reconstrucción de la sociedad civil cubana, desmoronada a lo largo de casi seis décadas de deterioro nacional.

Iniciativas de gran aporte social y académico como los de Caritas Cuba, el Centro Cultural Félix Varela y el Proyecto Cuba Emprende, son parte de los beneficios liderados por la Iglesia cubana, perseguida y hostigada por el régimen castrista desde su llegada al poder en 1958, pero que se mantiene en pie en servicio del progreso del país.

“He llevado conmigo a Cuba a personas interesadas en ayudar y la relación que se ha generado es fuerte y real, porque somos el mismo pueblo”, dijo Consuelo Isaacson, presidenta de Caritas Cuba, en entrevista para la revista estadounidense National Catholic Reporter (NCR), citada por Martí Noticias.

Loading...

Aportes

Al menor en las Diócesis de La Habana, Cienfuegos y Camagüey, se graduaron más de 5.000 cubanos en el área de emprendimiento, de los cuales el 70% logró iniciar un negocio por cuenta propia tras la apertura económica liderada por el saliente dictador Raúl Castro, en 2010.

Loading...

Mientras que el Centro Cultural Félix Varela en los últimos cinco años formó a unos 2.500 cubanos en licenciaturas en Negocios y Humanidades, certificados por la Universidad de Florencia, una institución pública de Italia.

El Centro Cultural funciona en un antiguo seminario jesuita y proyecta películas, además de ofrecer lecciones de música.

DE SU INTERÉS: Representante de la Iglesia Católica visitó a los hermanos holguineros en huelga de hambre

Reconciliación

Uno de los empresarios que se ha sumado al apoyo a la Iglesia, es Carlos Saladrigas, un exiliado que decidió cambiar su posición respecto a las relaciones con Cuba.

Desde hace cinco años ayudó a financiar un programa de entrenamiento empresarial, administrado por la Iglesia en tres Diócesis cubanas.

“El rol más importante de la comunidad cubanoamericana es apoyar a la sociedad civil cubana. Nosotros somos el coro detrás de quienes están en el escenario. Necesitamos facilitar ese proceso, que corresponde decidir a los cubanos en la isla. Cuando usted no vive con las consecuencias de lo que estás proponiendo, se crea un alto nivel de cuestionamiento ético”, concluye.

A juicio de Laura María Fernández, secretaria de Encuentro Eclesial que sirve de enlace entre los exiliados de EEUU y la Iglesia cubana, el “mayor testimonio de fe” de la iglesia en Cuba ha sido abrir las puertas a quienes rechazaron la iglesia o lucharon contra nosotros, y hacerlo sin ningún reproche e integrarlos en nuestras comunidades”.

Resurgimiento

Por su parte, el Arzobispo de Miami, Thomas Wenski ha viajado a Cuba decenas de veces en los últimos años para ser parte de este resurgir en el espíritu de servicio e integración eclesiástica en la comunidad, pese a las limitaciones y el miedo que permanece en muchas personas tras la intimidación oficial.

“Ha habido una revitalización de la iglesia. Creo que los cambios van a suceder inevitablemente, lo que la iglesia está esperando y tratando de promover es un aterrizaje suave sin mucha violencia y desorden; y para que eso suceda, va a tener que haber mucha reconciliación”, añadió.

Los programas de educación alternativa y formación empresarial son programas sensitivos, desarrollados a bajo nivel para evitar que el régimen los prohíba.

Redacción Cubanos Por El Mundo

Written by Karelis García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Camioneta se estrella contra una casa en Texas

Se estrelló contra una casa y desató un infierno (+VIDEO)

Alex y Jordan

Mujer condenada a 7 años de prisión por maltratar a su novio