in

La crisis cubana atenta contra la vida sexual de las parejas

Derechos reproductivos | juventudrebelde
Derechos reproductivos | juventudrebelde

Mantener una vida sexual activa en Cuba no es tarea fácil ni económica. La crisis de vivienda que azota a la Isla trasciende en todos los aspectos del vivir, donde las relaciones íntimas están en juego.

Marcos Julio Baldoquín, joven de 28 años que aún no ha podido edificar su vida como él la hubiese querido, detalla Diario de Cuba.

Actualmente el joven presenta una sanción alternativa de multa por el delito de lesiones, luego de ser “atrapado” teniendo sexo con su novia en los recovecos de la Ciudad Deportiva. 

“Mi novia y yo vivimos agregados y sin privacidad en casa de su madre. No siempre tenemos dinero para pagar un alquiler particular, y ese ‘tirador’ me saló la vida”, relató Baldoquín


El hacinamiento en las casas, es otro problema que deben enfrentar las parejas jóvenes en Cuba, pues con la crisis de vivienda, varias generaciones de la misma familia deben convivir bajo el mismo techo.

RECOMENDADO: Centenares de Parejas esperan para adoptar a un niño en Cuba

“En mi casa convivimos ocho personas y, en dos años que llevamos de relación, si acaso tres veces tuvimos oportunidad de estar los dos solos. No siempre tenemos manera de pagar los cinco CUC por tres horas de privacidad” dijo  Irasema Brito, de 26 años.

El régimen prometió reactivar una cadena de moteles o “posadas” que podrían ser una solución a los problemas de este tipo, pero por ahora eso solo se quedó en rumores.

Pedro Daniel Fuentes, carpintero de 51 y vecino de Centro Habana, afirma que hace “maromas” para mantener relaciones sexuales con su esposa.

“Se comenta que hay dos o tres moteles del Estado que brindan este servicio con precios asequibles; pero si en los tiempos donde por cada municipio había más de una posada, estas no daban abasto, imagínate tres para toda La Habana”.

OTRAS NOTICIAS: En la Cuba de los cambios, el sexo se ha vuelto castigador

Fuentes informa que comparte la habitación con sus dos hijos y el poco tiempo que disponen solos no les alcanza para sus “jueguitos eróticos, ni romanticismo”.

“En la casa es tremendo rollo porque compartimos la habitación con nuestros dos hijos. En la sexualidad somos un matrimonio activo, un par de horas no dejan espacio para jueguitos eróticos ni romanticismos, y una noche entera en los alquileres privados cuesta diez CUC sin consumir nada”.


Para hacerle frente al déficit de viviendas, el régimen ha transformado las posadas en viviendas por lo que dejan sin opciones a quienes intentan fortalecer el vínculo de la relación a través del sexo.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Firma del acuerdo bilateral Cuba-OPS/Captura de pantalla

La Organización Panamericana de la Salud suministrará vacunas y medicamentos a Cuba

Hoteles “echan” a los cubanos por emplear redes WiFi de la estatal ETECSA