in ,

Cubanos opinan que la ley de “peligrosidad social” atrofia el futuro de los jóvenes

----- Publicidad ---

La controversial ley cubana de “peligrosidad social predelictiva”, copiada del nazismo alemán para castigar un presunto delito aún sin cometer, es rechazada por los cubanos de a pie. No hace falta ser un jurista ni conocer de leyes para reconocer la esencia arbitraria de una norma que se basa en las suposiciones, intuición o telepatía de los jueces para impartir “justicia”.

“Mire después que usted cae por esa sanción injusta, usted viene siendo una escoria social en este país. Para mí la aplican a toda persona que a este régimen le moleste”, sentenció el cubano Kellen Pon Pérez, consultado por Martí Noticias.

La percepción de Pérez tiene mucho que ver con las acusaciones que las autoridades cubanas han hecho contra periodistas, activistas y defensores de derechos humanos, a quienes se les aplica con frecuencia esta ley, que se ejecuta basada en las versiones de policías y funcionarios, sin consignar pruebas de las acusaciones.

DE SU INTERÉS: Dos cubanos continúan en prisión por no guardarle luto a Fidel Castro

“Los jóvenes cubanos son los más afectados porque si no pagas a los Centros de Defensa de la Revolución (CDR) o si no trabajas, te pueden aplicar la ley, a pesar de que no hay trabajo en la Isla”, dijo Enrique Pérez Sosa.

Cárcel

Las sanciones impuestas mediante la normativa de seguridad predelectiva están definidas en los artículos del 73 al 84 del Código penal, que establece condenas de 1 a 4 años de cárcel.

“Es la ley más abusiva que ha ejecutado el órgano del Ministerio de Justicia para los cubanos. La mayoría de los cubanos estamos expuestos a ser acusados de ese “peligro” de la ley”, sentencia Pérez Sosa.

Otro consultado está seguro que el fin de la ley tiene su trasfondo.

“Por cualquier cosa te quieren aplicar esa ley, para mí no es justa”, dice Idael Limonta.

LEA TAMBIÉN: Detienen a dos opositores en Mayarí por intentar asistir al juicio de una amiga

Hay mejores opciones

Las personas consultadas coinciden en que gracias a la arbitrariedad derivada del ejercicio de esta norma, muchos jóvenes terminan en prisión, donde ver acabar sus valores y se transforman en delincuentes, a pesar de que llegaron al recinto por alguna falta menor o la “sospecha” subjetiva de algún funcionario.

“Hay formas, a trabajar, a chapear, ahí está la caña y el café, y muchas otras opciones, pero no esa medida que se está tomando contra los jóvenes, a quienes hay que enseñar y darle ideas como decía Martí, no se les maltrata” dijo Limonta.

Redacción Cubanos Por El Mundo

----- Publicidad ---

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodista independiente, Waldo Fernández Cuenca/Foto de Facebook

Seguridad del Estado amenaza con “no dejar salir más del país” a periodista independiente

William Levy / Instagram

William Levy habla sobre sus presuntos problemas económicos (+VIDEO)