in ,

Hoteles «echan» a los cubanos por emplear redes WiFi de la estatal ETECSA

En la Cuba actual no hay rastro alguno de aquella “revolución para los pobres” que prometió Fidel Castro hace 60 años. Lo único que abunda es la discriminación hacia el ciudadano común, que al no tener ninguna distinción financiera, militar u oficial, está expuesto a toda clase de humillaciones en su propio país, como por ejemplo no poder conectarse a una red WiFi de la estatal ETECSA en los hoteles, tan sólo por ser pobre.

“A ellos les jodía servirnos a nosotros. En El telégrafo hay un turno que no le basta con que no puedas conectarte ya allí, sino que te mira con desprecio si preguntas mucho. En ese hotel del Parque Central, como en otros, debes comprar una tarjeta en la recepción que cuesta 5 CUC por dos horas”, expresó Yanet a CubaNet, una residente en La Habana que se quejó del trato de los camareros.

Según los enfadados consultados, una de las motivaciones de la administración hotelera para «echar» a los cubanos que emplean sus redes, es que su permanencia en los alrededores se ve “feo”, como feo resulta que en pleno siglo XXI exista un país donde sus ciudadanos deban hacer todo tipo de hazañas para acceder a Internet, aun pagando un alto costo por el servicio.

Pagando se puede

Un turista debe pagar 5 CUC por dos horas de conexión en cualquier hotel, lo que representa más del doble de lo que suele pagar un cubano, cuya tarifa de un dólar por hora ya le resulta elevada en comparación con el salario promedio de la Isla, de unos 30 dólares mensuales. Sin embargo, sólo así podría un ciudadano de a pie acceder a una red hotelera.

DE SU INTERÉS: Cubanos se arriesgan usando los Connectify para abaratar costo de Internet

“Parece que esto de los cinco dólares es para algunos nada más. El día que me pasó había otros cubanos en la barra y a ellos no se lo dijeron, y me sentí peor cuando me hicieron pasar tremenda pena por sentarme en el patio del hotel”, lamentó indignado Ernesto, uno de los tantos humillados por intentar acceder al servicio.

Otro usuario de Nauta que solía conectarse en las cercanías del hotel Plaza en la Habana Vieja no entiende la poca solidaridad hacia la gente humilde.

“Lo hicieron para quitarnos de los alrededores de los hoteles. ¿Qué daño les hacíamos?”, se preguntó el cubano que justifica su accionar en el pésimo servicio de las conexiones públicas, que resulta una pérdida de tiempo en la mayoría de los casos.

Sin embargo, para la dictadura lo importante no es la gente de a pie, sino la del billete, por eso cuidar la “apariencia” de sus hoteles ante turistas es la prioridad.

Por ello, la seguridad de cada hotel se ha encargado de “echar” a los cubanos de cada rincón adyacente a sus instalaciones, aunque sólo intentan consumir el saldo de sus propias cuentas Nauta pero mediante una conexión privada.

Menos opciones

El pésimo servicio estatal de wifi hizo proliferar los Connectify en los parques, que prestan un servicio de mejor calidad y a precios más bajos.

LEA TAMBIÉN: ETECSA reconoce permanente robo de saldo que sufren sus clientes en las zonas WiFi

Muchos usuarios acudían a ellos en el parque Fe del Valle, situado al final del bulevar de San Rafael y en la calle Galiano, pero después del operativo oficial contra los revendedores de tarjetas la gente quedó sin opciones, teniendo que ingeniarse soluciones para acceder a la web.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos reproductivos | juventudrebelde

La crisis cubana atenta contra la vida sexual de las parejas

Balseros cubanos llegando a Islas Caiman/Captura de pantalla

Detienen a pareja de balseros cubanos por entrar ilegalmente a Puerto Rico