in ,

Pescador cubano salva su vida tras nadar por horas en alta mar (+VIDEO)

Su compañero lo dejó sólo en medio de alta mar “al perderlo de vista”

 

Un pescador cubano, submarino profesional, buceaba a siete millas de la isla Elliot Key, en la costa de Miami, donde se encontraba pescando el pasado Primero de Mayo junto a otro compañero que lo dejó sólo en medio de alta mar “al perderlo de vista”. El isleño debió nadar de 3 a 4 horas para acercarse a tierra.

“Estuve nadando unas 3 o 4 millas en alta mar con mucho oleaje y sin ver el fondo, lo que causa mareo a cualquier persona, incluso a mí con mi experiencia. Sentí mucho temor, tenía que sacar la cabeza y mirar, fue muy duro. Pensaba que moriría muy joven y no había logrado lo que quería, dejando sola a mi familia y a mi niñita” confesó el cubano Jorge Luis Morales a América Te Ve.

Uno de sus principales temores mientras se mantenía a flote entre altas olas estando solo, era que las autoridades lo dieran por muerto y que se informara eso en las noticias.

LEA TAMBIÉN: Sobrevive luego de que un tornillo se le incrustara en su craneo

“Lo primero que me dio fue por nadar para la orilla pero no encontraba orilla, porque las olas eran demasiado altas”, narró.

Abandonado

El timonel del bote con el que sarpó Morales para ir de pesca, declaró que perdió de vista al cubano que yacía sumergido en la búsqueda de peces en un descuido, según precisó mientras bendecía los pescados que habían podido reunir en su jornada.

“Vi que se estaba alejando y entonces me quité el traje de arriba, lo puse en la escopeta y empecé a moverlo como si fuera una bandera pero obviamente estaba mojado y no hacia el efecto de bandera. Él seguía buscándome y no me encontraba. Hasta que lo vi alejarse y dejarme botado” cuenta el sobreviviente.

Nadar y nadar

Tras nadar unas tres horas el pescador se encontró una boya y la cortó con su cuchillo para usarla como apoyo y poder tener pausas para el descanso. Al recuperar la energía en una primera parada, siguió nadando en dirección del viento, tratando de acercarse a la costa, aunque sabía que estaba a gran distancia.

“Había partes que el agua era muy sucia por el cambio de corriente y no se veía nada, ni las manos. Psicológicamente tenía que estabilizarme porque al no ver para abajo, ni ver la orilla por la altura de las olas y sin tener a nadie alrededor, uno se asusta, pero tenía que seguir nadando”.

La esperanza reapareció al encontrar una baliza, que le avisaba de que se acercaba a tierra, donde la vida le daría una segunda oportunidad para reencontrarse con los suyos y contar su historia.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cubanos en Panamá | panamaamerica

Imputado cubano por tráfico de migrantes en Panamá

Activista Rosa María Payá/Captura de pantalla

Payá acusa al régimen de “burlarse” del Consejo de Derechos Humanos de ONU