in ,

Régimen ofrece viviendas que nunca llegan para que familias dejen de protestar

En 1979 hicieron la primera promesa de otorgarles viviendas y casi 40 años después no han podido cumplido

Edificio 504 en la calle San Ignacio y Santa Clara, en La Habana Vieja. Foto Captura de vídeo
Edificio 504 en la calle San Ignacio y Santa Clara, en La Habana Vieja. Foto Captura de vídeo

Que no haya alteración del orden público para que todo parezca que está en calma incluso en las viviendas. Ese es uno de los objetivos del régimen. Y se manifiesta una vez más en el caso de las familias del edificio 504 en la calle San Ignacio y Santa Clara, en La Habana Vieja, según reseña Cubanet.

Las familias salieron a las calles a protestar por la condición de sus viviendas. El edificio está a punto de caerse y por ello protestaron para que el régimen les solucionara con el otorgamiento de casas. Los funcionarios llegaron a la protesta, le prometieron casas y desea forma calmaron a los manifestantes.

Julio Carol Cruz, afectado, calificó lo sucedido como una forma del régimen de timarlos haciéndoles promesas falsas. “Hasta ahora hemos esperado por las autoridades, pero ya ha pasado demasiado tiempo y no nos resuelven nada. Si tenemos que plantarnos de nuevo en la calle lo vamos a hacer”, señaló.

El régimen les prometió que les otorgarían viviendas, pero a juicio delos afectados todo fue una trampa para “sacarlos de la calle”.

“Nos dijeron que recogiéramos nuestras pertenencias que en 72 horas nos mudábamos. Dijeron que nos iban a llevar a los distintos asentamientos, entre los que mencionaron Guanabacoa y San Miguel, Cotorro. Pero ya han pasado varios meses y nada, todo ha sido un cuento”, aseguró.

Recordaron que siguen viviendo en peligro habiendo niños y personas mayores entre los afectados. “Está claro que no les interesa eso. Ya ellos resolvieron lo que les interesaba que era sacarnos de la calle”, afirmó Carol Cruz.

Afectados

Modesta Gladis Soler Acosta, retirada de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), recordó que el problema es de vieja data. Hasta el punto de que, en 1979, hicieron la primera promesa de otorgarles viviendas, y casi 40 años después no han podido cumplido.

“Las casas que supuestamente nos tenían otorgadas nunca llegaron. Siempre ha sido una mentira tras otra… yo, que me he sacrificado muchísimo por la revolución, y mira como me pagan”, lamentó Soler Acosta.

Por su parte, Ariel Martínez, otro afectado, comenta que su hijo se cayó por una de las escaleras deterioradas y remendadas por los vecinos con madera. Las autoridades se negaron a arreglar la escalera argumentando que no tenían materia prima.

“Mi hijo está vivo de milagro. De la altura que cayó, cuando se desplomó la escalera, es un puro milagro que aún continúe con vida. Pero eso a las autoridades no les importa, a ellos no les importa nada. Si quedamos sepultados bajo los escombros o no, evidentemente no es su problema”, puntualizó.

Redacción Cubanos por el Mundo

 

Written by Dayana Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La astronauta cubanoamericana Serena Auñón, lista para un entrenamiento de caminata espacial (NASA)

“Mi familia me ha preparado platos cubanos”: Dijo la astronauta cubanoamericana que viajará al espacio

Surfista gravemente herido por un tiburón en la costa de Florida. Imagen referencial de archivo.

Joven brasileño pierde la vida tras ser mordido por un tiburón (+FUERTE VIDEO)