in ,

Muere anciana por presunta negligencia médica en hospital de La Habana

hospital cubano/Foto de Granma
Hospital cubano/Foto de Granma

No es un chiste que los hospitales en Cuba en lugar de médicos ahora tienen “matasanos”. El calificativo nace de las nefastas experiencias acumuladas por los pacientes, que sin recursos, acuden a la única opción que tienen, a la salud pública. Un nuevo caso de negligencia médica así lo ratifica, donde queda demostrado que lo peor de una crisis hospitalaria no es la falta de insumos, sino de humanidad.

Tan sólo siete días de estancia en un hospital cubano fueron suficientes para convertir un caso clínico tratable, una fractura de cadera, en uno mortal.

Es el caso de la anciana de 80 años Ada Álvarez, paciente de Alzheimer y madre del opositor y caricaturista independiente Ilei de Jesús Urrutia Álvarez, quien fue ingresada el pasado 23 de mayo al hospital capitalino Miguel Enríquez (la Benéfica), tras realizarse una serie de exámenes que resultaron satisfactorios. Según Cubanet.

Siete días era la fecha más cercana posible en la que podrían operarla, debido a la cantidad de intervenciones en espera. Fue “afortunada” de recibir una fecha cercana, en comparación al grupo de personas que seguían en espera por ese tipo de cirugía.

LEA TAMBIÉN: Inundaciones agravan crisis y «desolación» en hospitales cubanos (+VIDEO)

Crónica

El jueves 24 de mayo la visita el médico encargado de la operación y le informa que será operada en seis días. Tras la revisión del galeno, Ada pasó el fin de semana sin la revisión de ningún especialista, sólo enfermeros estaban de guardia.

El lunes su hijo Ilei esperaba la llegada de algún médico, pero no ocurrió. Otro día pasó y nadie atendía a su mama pese a su avanzada edad. La madrugada del martes la señora comienza a presentar flema en la garganta que le impidió dormir.

Tras la observación que hizo su hijo a los enfermeros de guardia, uno de ellos buscó la aspiradora para extraerle la flema, pero no habían conexiones eléctricas funcionando en la habitación, por lo que se limitó a aplicarle un aerosol que la alivió unas dos horas.

El martes 29 el atormentado hijo buscó al médico encargado del caso, aquel que desde el jueves no pasaba, y le comentó la flema que tenía su madre. El médico se limitó a decirle:

“Eso es por estar en cama”, así sin más.

Ilei se quedó esperando al doctor en la habitación pero nunca llegó. Ante la situación el caricaturista buscó a una enfermera y se las ingenió para que le extrajeran la flema con la aspiradora pero no funcionó.

DE SU INTERÉS: Pacientes cubanos huyen de hospitales por miedo a empeorar

Irregularidades

Finalmente, un día antes de la operación llegó el anestesiólogo y después de auscultar a Ada, indicó suspender la intervención para hacerle una placa de tórax. Se mostró sorprendido de que no la hubiese visto un geriatra y un clínico.

También suspendió la tableta de Clordiazepóxido que le estaban dando cada noche a la anciana, por considerarlo una locura, y ordenó colocarle suero porque estaba deshidratada.

“En la mañana del miércoles 30 ¡finalmente! vino a verla su médico, quien, al verse recriminado por el joven por no haber venido en todo aquel tiempo a examinar a su madre, huyó de la habitación diciendo que Ilei le había faltado el respeto. Diez minutos después se apareció un camillero para trasladarla al quirófano, a su cirugía programada de cadera. O sea, la orden de suspenderla que hizo el anestesiólogo el día anterior nunca llegó a destino, como tampoco el requerimiento de la presencia de un clínico y un geriatra” relata Gladys Linares, en Cubanet.

La anciana murió ese mismo día a las 10:55 de la noche, producto de una bronconeumonía bacteriana. Una cadena de errores y negligencia, totalmente evitables, totalmente atribuibles a la inhumanidad de los médicos en el país.

Redacción Cubanos Por El Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Venezolana agredida en Perú

Venezolana se lanza de un tercer piso en Perú para evitar ser asesinada

Prisión San José de Las Lajas/Captura de pantalla

Cerca de 120 presos políticos habrían en Cuba según organización de DD.HH.