in ,

Régimen intenta tapar con controles el fracaso de su sistema centralista

Son 60 años de hambre, pero el régimen insiste en salvar al sistema antes que a los cubanos

Mercados de alimentos/Foto de Vanguardia
Mercados de alimentos/Foto de Vanguardia
Loading...

En medio de la economía más controlada del mundo, el imaginario de los ciudadanos no puede creer que los problemas de corrupción, desfalco y burocracia; se solucionen con otra cosa que no sean más controles. Y es que luego de que el régimen le echa la culpa del desabastecimiento a los administradores de los establecimientos estatales, ¿Quién le va a llevar la contraria?

Irónicamente el cubano le pide a la dictadura con 60 años en el poder, que ponga mano dura. Pero quizá lo que pide, en otras palabras, es que funcione. Que implemente una estrategia que funcione para darle a los cubanos lo que necesita para su vida; según reseña HavanaTimes.

Concretamente se trata de la nueva excusa que ofrece el régimen en su aparato propagandístico. Se refiere a los productos ociosos o de lento movimiento. Esos que llevan años almacenados y jamás sacados a la venta. Algunos si han sido expuestos a la venta, pero nunca comprados por sus exorbitantes precios.

Loading...

Ante ello el régimen anuncia más controles y el pueblo le cree. O mejor dicho, no tiene otra cosa que hacer más que creer que algo se está haciendo.

RELACIONADA: Régimen fiscaliza los “rastros” para que aparezcan materiales de construcción

Loading...

Gladys Bejerano, contralora general, informó que sobre los productos ociosos hay “dificultades en el control y uso de los inventarios”. Además, sentenció que “no habrá espacio para la impunidad” sobre esto, porque ha causado una pérdida de 1057 millones en Moneda Total.

¡Y tiene razón! Es imposible que el centralismo pueda controlar completamente los inventarios. Por eso es que la economía cubana pierde más dinero hoy que el robado durante la dictadura de Batista.

Ejemplo

En La Conchita, una empresa de monopolio estatal de jugos de frutas envasados, se mueve el “descontrol y toneladas de irresponsabilidad”. Los jugos que se pierden durante semanas de cualquier tienda de La Habana, aun con los precios de extorsión a que los venden.

En un solo almacén se perdieron 1500 toneladas de pulpas naturales porque no había en qué envasarlas. Esa es la razón del administrador, pero el partido aseguró que se habían podrido por falta de gestión del administrador.

Y a final de cuenta se culpa de esto a la burocracia en el nivel bajo. Administradores de empresas estatales, encargados de importación, encargados de venta, todo a nivel de empresa; a nadie se le ocurre pensar más arriba y mucho menos en que es el sistema, el que no funciona.

DESTACADA: Escasez de alimentos se agudiza tras tormenta Alberto

Y es que el sistema le deja todo a la conciencia de gente que vive en medio de una crisis. Lo señala así un periodista del régimen: “lo que en el capitalismo regula el mercado, en el socialismo no puede regularlo otra cosa que no sea la conciencia”.

De esa forma es entonces la moral y ética de un hombre el que promueve el desabastecimiento. Pero se le olvida que ese hombre ha sido adoctrinado desde el niño bajo los esquemas de un sistema infructuoso

Al régimen “parece que seis décadas no le bastan como demostración de que la economía centralizada y planificada es absolutamente ineficiente. No importa que el sistema una y otra vez se muestre incapaz de satisfacer mínimamente las necesidades de una población rehén. Salvar al sistema que ellos llaman socialista es más importante que salvar a las personas que han de vivir en él”.

Redacción Cubanos por el Mundo

 

Written by Dayana Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compras con puntos canjeables/Foto de Cubanet

Las compras con “puntos” no solucionan nada a los empleados públicos

“Juego de la muerte” enciende alertas de los padres en Venezuela. Imagen referencial de archivo.

“Juego de la muerte” enciende alertas de los padres en Venezuela (+VIDEO)