in ,

Cubano en Venezuela habla de “alumbrones”: “Esto es una barbarie sin límites” (+Video)

 

Carlos Cardet Llorente, atleta del ciclismo y medallista olímpico cubano, abandonó la Isla para establecerse en Venezuela buscando la libertad que asegura, había perdido en su país. El ganador de cuatro medallas panamericanas decidió cambiar de rumbo su vida y llegó a Maracaibo sin sospechar que se encontraría con un destino igual o “hasta peor” al que había decidido abandonar.

“Mi vida tenía que cambiar, quería darme una alta calidad de vida, pensando en mis últimos años. Llegué a Venezuela y se ha montado un sistema igual a aquello o hasta peor” comenta Cardet en exclusiva para Cubanos por el Mundo, quien desde 1974 reside en la capital del estado Zulia, en la región occidental venezolana.

Asegura que no puede callar más lo que se siente vivir en una nación, cuya hiperinflación podría cerrar a fin de año en más del 100 mil por ciento, según cifras la Asamblea Nacional de Venezuela.

Explica con pesadez como el principal estado productor de petróleo, vive como en Cuba, la temporada de los “alumbrones”.

“No se puede vivir. No dicen la verdad de lo que estamos pasando, sumidos en la oscuridad. En Caracas no se va la luz, porque allá están todos los ministerios. Del Zulia le repartíamos a Colombia y ahora no hay ni para los problemas internos del estado” fustiga.

En promedio la sensación térmica en el Zulia se ubica entre los 35 y 38 grados, logrando alcanzar incluso hasta los 40 grados centígrados. Pueden atravesar periodos entre 6 y 18 horas sin servicio eléctrico y la respuesta oficial, adjudica la crisis a la cercanía del Zulia con respecto al sol, sabotajes de opositores o el cambio climático.

“Dicen que la Iguana, ya ni sabe. Lo cierto es que yo debo decir la verdad: el socialismo en Venezuela se convirtió en una gran mentira”.

Inevitablemente compara la situación venezolana con la de su tierra natal y en retrospectiva, se muestra convencido al asegurar que los venezolanos afrontan una “barbarie sin límites” que solo se agudiza con el pasar de los años, ya ni equiparable con la realidad cubana.

“Mi país tenía pocos recursos pero aquí, un país con tantos recursos ¿Qué vida puede darse el venezolano? ¿Cuál es el bienestar? ¿Cuál es el seguro? El país se va a quedar solo ¿para que lo viva quién?” manifiesta en relación al éxodo de venezolanos que se ha incrementado durante los dos últimos años y que según cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para 2016 ya alcanzaba los 1.6 millones de exiliados.

La persecución está a la orden del día, porque existe una lucha “para todo lo que huela a oposición”. Sin embargo se muestra convencido de denunciar lo que vive el país que estrechó sus brazos cuando buscaba encontrar la paz y tranquilidad que todo ser humano anhela para su retiro.

“Yo debo decir lo que siento aunque esto pueda costar que me expulsen. No quiero vivir más mentiras. Cuando yo llegué se podía vivir en calma y paz, ahora el costo de la vida es carísimo, la inflación por las nubes y no vemos posibilidad de salir de este agujero”.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rafael Correa donó casa a su hijo menor valorada en 422 mil dólares

Nueva York abre investigación fiscal sobre la Fundación Trump. Imagen captura de video,

Nueva York abre investigación fiscal sobre la Fundación Trump