in ,

Obrera cubana: “La revolución no me ha podido garantizar un techo digno en más de 30 años”

Derrumbe/Captura de pantalla
Derrumbe/Captura de pantalla
Loading...

Los obreros cubanos hace mucho vieron esfumar el sueño de poseer una vivienda propia. Una de las pocas vías que conocieron para obtenerla desapareció en el Periodo Especial, cuando tras trabajar media década en las construcciones de edificio multifamiliares, el régimen le otorgaba el beneficio.

“Para nosotros (los obreros) no existen mecanismos de ahorro, ni préstamos de tal magnitud, ni salarios que lo respalden. Sinceramente, no puedo seguir el ritmo a una Revolución que no me ha podido garantizar en más de 30 años un techo digno”, lamenta Magdalena Sánchez, cocinera de una escuela primaria en Marianao, en reseña de Diario de Cuba.

LEA TAMBIÉN: Régimen ofrece viviendas que nunca llegan para que familias dejen de protestar

Centenares de cubanos que han servido al régimen toda su vida o gran parte de ella, han sobrevivido en albergues deteriorados o en viejas viviendas al borde del colapso. Para rematar, en muchas ocasiones son multados por inspectores de vivienda por hacer modificaciones no autorizadas a los inmuebles.

“El Período Especial truncó mi sueño y ahora vivo lidiando con inspectores de Vivienda que me imponen multas porque no tengo licencia de construcción para ampliar y remodelar el cuartucho donde vivo con seis familiares más”, relató Ninita, licenciada en Metrología y sin vivienda a los 58 años de edad.

Un derecho

Loading...

Según lo establecido en el Artículo 9 de la Constitución vigente, el Estado “como poder del pueblo, en servicio del propio pueblo, garantiza (…) que no haya persona incapacitada para el trabajo” y también “por lograr que no haya familia que no tenga una vivienda confortable”.

“En el Periodo Especial te integrabas a una microbrigada de construcción de edificios multifamiliares durante cinco años. Al cumplir ese tiempo tenías derecho a un apartamento. Era el único modo que tenía un obrero de obtener honradamente una casa”, aseguró Ninita.

Corrupción

Loading...

Elidiorquis Perdomo, madre de un menor con Síndrome de Down, fue asignada al albergue de la barriada de Párraga, uno de los de peores condiciones. La cubana relata cómo durante los 15 años que vivió en ese lugar fue testigo de la corrupción en la Dirección de Albergues.

“El negocio casi siempre era con los que emigraban desde las provincias orientales: pagaban entre 200 y 400CUC para entrar al sistema como damnificados por derrumbes. Después pagaban, en dependencia del tiempo que tardaran en reunir, entre 600 y 800 CUC, para ubicarse en las primeras listas de asignación de viviendas”.

Redacción Cubanos Por El Mundo

Written by Karelis García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trump en Miami/Captura de pantalla

Trump permitiría un cierre de Gobierno si no apoyan su muro

Cocodrilos. Imagen referencial

Cocodrilo muerde brazo de su domador en pleno espectáculo (+VÍDEO FUERTE)