in

El silencio artístico de los corderos indolentes

Yanelys Nuñez
Yanelys Nuñez / Foto Cortesía

Mientras Gente de Zona aprovechaba su creciente popularidad para invitar a Cuba a Laura Pausini, ajena al debate político nacional, el Ministerio de Cultura aprovechaba bulla y ecos de “la gozadera” para soltar la papa caliente, un decreto mordaza contra la creación artística independiente en un país caracterizado por el celoso monopolio del partido comunista sobre la difusión de ideas en cualquiera de sus manifestaciones concretas.

El 22 de julio presente pasó a la historia cuando varios creadores intentaron un performance frustrado parcialmente por las autoridades. Hubo cuatro detenidos en tanto la quinta, Yanelys Núñez Leyva, se embadurnó de excrementos el rostro exclamando así que “esta nueva política cultural pretende convertir a los artistas en pura mierda.”

RECOMENDADO: Prensa castrista defiende a Gente de Zona: «Quienes critican son esbirros»

Actualidad

Agosto nos dejó más represión en tanto circulaba por las redes sociales una carta dirigida al estrenado Presidente de Cuba Miguel Díaz- Canel Bermúdez, su ministro de cultura y otras autoridades del ramo, estatales o disfrazadas con el ropaje de asociaciones libremente constituidas por la representación unánime de los artistas cubanos.

Una vez más los dirigentes, incapaces del debate ideológico de tan acostumbrados que están a las posiciones de fuerza, dieron la callada por respuesta, pero al crecer la llama de la inconformidad, llamaron a sus parachoques, siempre listos, y surgieron artículos en la publicación La Jiribilla.

Uno de los autores, Jorge Ángel Hernández, al definir el origen del decreto 349, que suscribe sin rubor, escribió:

“Este procede, justamente, del reclamo de artistas y escritores, desde las organizaciones a las que pertenecen, como la Unión Nacional de Escritores y Artistas (UNEAC), la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de jóvenes, la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA), ante entidades rectoras como el Ministerio de Cultura, los Gobiernos locales y el Consejo de Estado.”

Resulta que en un país donde el estado es propietario sin excepción de todo el andamiaje que sostiene la creación artística: imprentas, galerías de arte, comercialización de instrumentos, insumos y demás medios materiales, hasta alcanzar a las empresas contratistas para ejecutar cualquier acción dentro y fuera del país, ahora una ley determinará según criterios que ejercerán inspectores y demás funcionarios estatales también, evaluar si es aceptable o no una creación artística, bajo penalizaciones severas ante las infracciones.

DE SU INTERÉS: Artistas cubanos contra el decreto 349 firmaron el Manifiesto de San Isidro

No hay arte independiente, no habrá artistas que puedan desafiar legítimamente el pensamiento oficial a la fuerza predominante. Retrocedemos no al “quinquenio gris” del estalinismo tropical, como declarara la fundadora de la galería Espacio Aglutinador, Sandra Ceballos. Volvemos a la edad media con inquisidores incluidos, ahora auxiliados de uniformados que montan máquinas sobre cuatro ruedas, hábiles con sus grilletes, auxiliados de poderosos medios técnicos de observación.

La iglesia dio paso al partido único que juzga primero, dejando en manos de los seculares el castigo.

Lo peor es que una mayoría de artistas, medianamente sensibles, acomodados en ingresos superiores a los de la mayoría, creen ocuparse del bien común al pedir la prohibición de ciertas prácticas verdaderamente de poco valor si de arte se trata, sin ver que el NO empieza por lo que a primera luz parece saludable erradicar para darle luego patente de represión a cuanto moleste a los inquisidores, cazadores satisfechos de los irreverentes frente a ese poder absoluto de una élite con aureolas de divinidad infalible.

Gente de Zona evadió un requerimiento periodístico de El Nuevo Herald pidiéndoles opinión sobre el controvertido decreto 349. Tal parece que con las glorias de oro y platino la patria de los esforzados orígenes no es otra cosa que una auténtica “Gozadera”.

OTRAS NOTICIAS: Artistas cubanos envían carta a Díaz-Canel rechazando decreto 349

Otros se suman como bien a dicho la profesora de la Universidad de la Florida Cuco Fusco: “Es muy importante la participación de gente no cubana que va a Cuba, que se benefician de alguna manera de los estudios y viajes que hacen. Ellos también deben opinar. La investigadora devela a continuación cual es el tapabocas gubernamental:

“A mí me negaron la entrada a Cuba en mayo pero también soy un ser humano y esos son mis amigos y colegas de toda la vida”.

Por supuesto se refiere a las víctimas.

¿Futuro?

Sandra Ceballos advierte:

“Si no nos unimos, vamos a terminar teniendo que pedir permiso para colgar obras en las paredes de nuestras casas y estudios, tendremos que permitir que un día irrumpan en nuestra casa a quitarnos nuestros equipos y bienes personales, tendremos que presentar un proyecto justificado a las autoridades para celebrar una fiesta en nuestros hogares”.

El citado decreto mordaza se atreve a citar un artículo reformulado en el proyecto constitucional, que este 16 de septiembre al menos formalmente contó con el público apoyo del Jefe de Estado Cubano entrevistado por Telesur, al condenar toda «discriminación por el color de la piel, género, orientación sexual, discapacidad y cualquier otra lesiva a la dignidad humana».

El excremento  en el rostro de Yanelys fue un momento artístico, pero vivir con la cagada de soportar sonriente el golpe artero es quedarse convertido en pura mierda.

Se trata de aterrizar, por eso la cara visible de la protesta del 22 de julio interroga  al vocero estatal de La Jiribilla:

“Estuvieron detenidos porque simplemente PENSARON protestar. A él, —Luis Manuel Otero— a Amaury Pacheco, a Soandry del Río, a Iris Ruiz, los detuvieron sin haber hecho NADA, y los enviaron al VIVAC. ¿Usted ha estado en el VIVAC?”

Por Mario Hechavarria Driggs

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reseñas en sitios especializados han bajado el ranking de los restaurantes

A Salt Bae le cuesta caro haberle servido a Maduro

Estaban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional de Cuba

La Asamblea Nacional de Cuba es «muy grande» según su propio presidente