in

Pareja robó un catamarán, navegó hasta Cuba y ahora va a la cárcel

Según han declarado a las autoridades, la pareja creyó que el barco estaba abandonado en una bahía de la sur de los Cayos de Florida.

El catamarán de 40 pies de eslora que fue robado de los Cayos de Florida en marzo y apareció en Cuba dos días después. MCSO
El catamarán de 40 pies de eslora que fue robado de los Cayos de Florida en marzo y apareció en Cuba dos días después. MCSO
Loading...

Una pareja de Big Pine Key enfrenta 15 años de prisión federal tras haberse robado un barco ancaldo en una nahía de la zona sur de los Cayos de Florida, pero según han declarado a las autoridades, ellos creyeron que el catamarán estaba abandonado.

Según reseña El Nuevo Herald, esta semana un jurado de instrucción los acusó y encausó de dos delitos graves.

Aaron William Burmeister, de 46 años, y Ashley Ann McNeil, de 32 años, les dijeron a agentes de la Sección de Investigación del Servicios de Guardacostas, que vinieron a darse cuenta de que habían robado la nave cuando ya estaban en alta mar. Terminaron llevándoselo a Cuba.

Loading...

El jueves, un jurado de instrucción de Key West encausó a los dos de un cargo de confabulación para transportar una embarcación en comercio extranjero y de transportar una embarcación en comercio extranjero. Los cargos conllevan una sentencia máxima de cinco y 10 años de cárcel, respectivamente.

“Luna de miel”

McNeil le dijo a los agentes que, tras darse cuenta de que habían robado el catamarán, decidieron seguir adelante, y considerar el viaje como una especie de “luna de miel”, de acuerdo con documentos judiciales.

Loading...

La luna de miel, sin embargo, duró poco. El 30 de marzo, cuando conducía por la carretera U.S. 1, el dueño del barco, Héctor Cisneros, se percató de que la nave, llamada el Kaisosi, no estaba donde la había dejado y reportó el robo a la Policía del Condado Monroe, al Servicio Guardacostas y a la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC).

Después de varias publicaciones en las redes sociales, Cisneros recibió una llamada de un grupo de entusiastas del mar llamado Seven Seas Cruising Association, cuyos miembros hicieron correr la voz por todo el Caribe para saber dónde estaba el barco. Finalmente, se supo que estaba en Cuba.

LEA TAMBIÉN: Bomba de lava impacta contra un barco con turistas en Hawái (+VÍDEO)

Redacción Cubanos por el Mundo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Basurero en una calle de La Habana Vieja

El brote de dengue en Cuba se agudiza entre los basureros y bajos salarios

Miguel Díaz-Canel. Foto de archivo.

Presidente Díaz-Canel, del matrimonio homosexual a las libertades de expresión y asociación